Tres años esperando para el soterramiento de unos cables en una vivienda de Rianxo

Marta Casais
M. Casais RIBEIRA / LA VOZ

RIANXO

MARCOS CREO

La altura del cableado pone en peligro la seguridad de los vecinos de la calle

13 nov 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Por la calle Rinlo, a la entrada de Rianxo, todo parece normal. Eso es hasta que cualquier vecino se acerca a la vivienda de José Luis Castro Cristobo, donde una maraña de cables de electricidad y telecomunicaciones oscila sobre la entrada y las ventanas de la casa desde hace casi tres años.

La rehabilitación de la vivienda finalizó hace tiempo, pero el cableado de telefonía y electricidad no fue soterrado apropiadamente y desde entonces cuelga de la fachada. El rianxeiro denunció primero la situación en octubre del 2019, cuando se puso en contacto con la empresa de electricidad, que un año más tarde arregló la parte que le correspondía, pero Castro se quedó sentado, esperando a que las compañías telefónicas hicieran su parte y terminar el asunto.

«A min o que me molesta é a prepotencia destas empresas. Pagamos case 4.000 euros por facer os soterramentos. É unha situación de impotencia tremenda», explica este vecino.