Las sanciones en Barbanza durante el estado de alarma pueden reportar 1,3 millones

Desde mediados de marzo, las fuerzas del orden pusieron más de 2.350 denuncias


RIBEIRA / la voz

El estado de alarma vino a incrementar considerablemente el trabajo de las fuerzas del orden, que veían como cada semana, o incluso cada día, se aprobaban nuevas normativas a cumplir por parte de los ciudadanos y, consecuentemente, a ser vigiladas por los agentes. Esta situación ha derivado en que, desde que se inició la pandemia, se hayan redactado más de 2.350 denuncias en los 11 concellos de la comarca barbanzana. La mayoría de las propuestas de sanción conllevan el pago de una cuantía económica que oscila entre los 600 y los 1.500 euros, lo que reportaría un montante mínimo a ingresar de 1,3 millones de euros.

Claro está que la cifra final dependerá de si la Subdelegación del Gobierno considera probados los hechos denunciados, y de si las personas multadas tienen liquidez para pagar las sanciones. En este sentido, hay que señalar que alrededor del 70 % de las propuestas que redactaron los agentes del orden eran contra vecinos que se encontraban en la vía pública sin justificación, y muchos de ellos ya se han declarado insolventes,

De hecho, tanto en A Pobra, como en Porto do Son, Ribeira y Rianxo tuvieron mucho trabajo con varias personas con problemas de adicciones que fueron sorprendidas recurrentemente en la calle y sin ningún motivo. «En algunos casos hubo alguno que sumó más de una veintena de denuncias, y dos de ellos finalmente fueron enviados a prisión. Otros tantos pasaron varias veces por el juzgado», apuntaron desde la Policía Local pobrense.

Otro de los motivos que más llevaron a los agentes a sacar su bolígrafo y multar fueron los desplazamientos entre provincias o a segundas residencias. Se localizó a un total de 145 personas que habían cogido el coche y cambiado de concello cuando estaba prohibido. Salamanca, Barcelona, Ourense, A Coruña y Santiago fueron algunos de los lugares de procedencia de estos individuos que decidieron saltarse las normas del estado de alarma.

Pontevedra

La Guardia Civil fue la que más trabajo tuvo en este caso, ya que denunció a 107 visitantes que circulaban por alguno de los 11 concellos de la comarca. La proximidad de Rianxo a Pontevedra también favoreció que la Policía Local de este municipio redactase cerca de una veintena de propuestas de sanción contra vecinos que cruzaron el puente de Catoira. «Escuchamos excusas de todo tipo, desde ir a tomar un café, hasta visitar a la novia o que no sabía que no se podía hacer», explicó Raúl Frieiro, jefe de los municipales rianxeiros.

Sus compañeros de Carnota también sorprendieron a más de una decena de personas que se habían trasladado de municipio sin autorización, y que por encima dieron positivo en el test de consumo de estupefacientes, por lo que la propuesta de sanción fue doble.

En cifras

1.598 denuncias de la Guardia Civil: los agentes de este cuerpo fueron los que más propuestas de sanción redactaron.

183 en Rianxo y A Pobra: Las policías locales de estos dos municipios registraron cerca de 200 denuncias.

600 a 1.500 € por multa: las personas que estaban en la calle sin justificación para ello se enfrentan al pago de estas sanciones.

Cerca de un centenar de vecinos fueron sorprendidos sin mascarilla

«Por el momento estamos informando y avisando, pero pronto se van a endurecer las medidas y habrá más multas, porque hay algunos casos que son muy graves». Así explican la situación actual en el municipio pobrense, donde la Policía Local ha denunciado en los últimos días a cuatro personas por no llevar mascarillas, estar en lugares cerrados, o en contacto con otras personas que no residían en la misma vivienda. En Rianxo también redactaron recientemente tres denuncias que se suman a la decena previa, y a las que hay que añadir una de Noia, y las 75 que pusieron los agentes de la Guardia Civil en toda la comarca.

La cuantía de estas sanciones es de 100 euros, y en este caso no hay derecho a reducir a la mitad la cuantía por pagarlo en 15 días, por lo que el dinero a ingresar ronda ya los 10.000 euros.

Más caro le va a salir la broma a los 15 locales de la comarca que abrieron sus puertas durante el estado de alarma cuando no estaba permitido, y que se exponen a sanciones que superan los 1.000 euros. La cantidad puede ser igual o mayor para los cinco locales hosteleros, tres de ellos en Ribeira, que en las ultimas semanas fueron denunciados por no cumplir el horario de cierre.

Seguridad

Sálvora (Opinión)

Aunque muchas veces se habla de las multas con afán recaudatorio, en este caso hay que reconocer que las fuerzas del orden se volcaron para intentar que se cumplieran las medidas de seguridad y no se propagase el virus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las sanciones en Barbanza durante el estado de alarma pueden reportar 1,3 millones