Regreso a las piscinas municipales con aforos y tiempo limitados

Las instalaciones de Rianxo y Outes son las únicas abiertas


Ribeira / La Voz

Así como la respuesta masiva cuando comenzaron a aliviarse las medidas de confinamiento fue calzarse unas zapatillas para salir a caminar o a correr, la vuelta de la actividad deportiva en recintos cerrados está costando un poco más. El regreso a piscinas y gimnasios municipales se realiza a cuentagotas, no solo porque la mayoría de las instalaciones permanecen aún cerradas, sino también porque muchos usuarios son todavía reacios a acudir a ellas. El lunes tuvieron ocasión de comprobarlo en la piscina de Rianxo, que reabrió sus puertas después de más de tres meses cerrada a cal y canto.

Óscar Rial, director del recinto que gestiona BeOne, explicó que ya esperaban que el regreso fuera gradual y reconocía que se percibe el miedo a volver a las instalaciones, por eso lanza un mensaje de tranquilidad a los usuarios: «Estamos reforzando a información para que a xente saiba que pode vir tranquila e que se tomaron todas as medidas de prevención». El aforo está controlado, hay puntos de desinfección de calzado y manos, las distancias de seguridad están garantizadas y se realiza una renovación constante de aire y la desinfección continua de filtros, entre otras medidas. También se ha habilitado a mayores un vestuario de cambio rápido.

Cita previa

«A idea é ir vendo como funcionamos e, se vemos que hai que tomar outras medidas, farase, pero non ten sentido aplicar máis restricións se non son necesarias. Vai ser un proceso de ir reestruturando e adaptando cousas», concluye Óscar Rial.

Antes que la rianxeira, entró en funcionamiento la piscina de Outes, a la que por ahora solo se puede acceder con cita previa y un límite de aforo de 15 personas por hora en el vaso y 17 en el gimnasio. Aunque hace ya unos días que está funcionando, la afluencia no es demasiado elevada, como reconocían en las instalaciones: «Hai un baixón tremendo porque a xente ten medo, sobre todo a de máis idade». Los demás recintos permanecen cerrados. En Muros solo se puede reservar la pista de pádel, en Noia y O Son la previsión es abrir las instalaciones en julio, en Ribeira y A Pobra no hay fecha y en Boiro se retrasará hasta enero.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Regreso a las piscinas municipales con aforos y tiempo limitados