La Justicia anula el acuerdo del Concello de Rianxo en apoyo a la causa del pueblo palestino

El alcalde dio cuenta de la sentencia en el pleno en el que se aprobaron los presupuestos del 2019


Ribeira

La corporación rianxeira tenía ayer una cita importante, el pleno de los presupuestos para el actual ejercicio. Este asunto fue el que acaparó más minutos del debate, pero compartió protagonismo con otra cuestión que hace poco más de un año puso a Rianxo en el candelero. La denuncia contra un acuerdo adoptado por la corporación en apoyo a la causa palestina e invitando al boicot a empresas, instituciones y productos israelíes, así como la declaración del Concello como espacio libre de apartheid, inició un proceso judicial que acaba de resolverse de forma desfavorable para el Ayuntamiento.

Por otras sentencias previas anulando acuerdos similares en concellos como el de Santiago, en Rianxo ya se esperaba un fallo contrario. El alcalde, Adolfo Muíños, explicó que la resolución judicial anula tres puntos del acuerdo y mantiene cuatro, por lo que se hace imposición de las costas judiciales.

En cuanto a los acuerdos anulados, son la declaración de Rianxo como espacio libre apartheid, el de no establecer por parte e la Administración local contrato, convenio o acuerdo alguno con empresas e instituciones hasta que Israel no reconozca el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y la inclusión en la red solidaria contra la ocupación palestina.

Tras dar cuenta de esta sentencia, el pleno entró de lleno en el debate, en el que el asunto más destacado fue la aprobación del presupuesto correspondiente a este año.

Facilitar la gestión

El concejal de Facenda, Tobías Betanzos, explicó que, pese a estar ya en la recta final del ejercicio, era importante aprobar las cuentas para facilitar la gestión económica. En este sentido, habló de las limitaciones para dar respuesta a determinados aspectos retributivos a los que tiene derecho el personal del Concello; de la necesidad de cumplir compromisos adquiridos para la ejecución de inversiones y del abono de facturas pendientes por gastos ya realizados. Destacó asimismo el incremento de casi dos millones de euros con respecto al presupuesto del 2018, al pasar de 9,6 a 11,5 millones, y que el documento apenas varía con respecto al presentado el pasado mes de mayo y que fue rechazado.

Sara Resúa, edila de Ciudadanos, fue rotunda en su intervención: «Vou darlle o meu voto de confianza para que cando lles reclame algo non teñan a escusa de que non aprobei estes orzamentos». Menos escueto fue el portavoz de Rianxo en Común, Julián Bustelo, que criticó que la propuesta del gobierno local «demostra que as súas prioridades están nas antípodas do que, na nosa opinión, deben ser as liñas programáticas da acción do goberno local», y puso como ejemplo las exiguas partidas para medio ambiente o desarrollo rural. Bustelo criticó también la falta de disciplina y de gestión económica del ejecutivo, que calificó de calamitosa, por llevar los presupuestos a final de año.

El mismo reproche hizo el popular Germán Allut, que instó al gobierno de Muíños a empezar a trabajar ya en las cuentas del 2020 «para poder estudalas en condicións e en tempo real». Por su parte, Carmen Figuera, portavoz del PSOE y teniente de alcalde, justificó el apoyo de su grupo a unas cuentas que había rechazado en mayo por «razóns técnicas. É preciso facer fronte a determinados gastos que eran necesarios e que agora hai que pagar».

Ante las críticas a la tardanza en llevar a pleno el presupuesto, el regidor rianxeiro recordó que ya se había intentado aprobarlo en mayo, señaló que los servicios técnicos del Concello recomendaron su aprobación porque «mellora da liquidez municipal para o pago a provedores» y añadió: «Este proxecto recolle investimentos que son fundamentais aos que non imos renunciar».

En el transcurso del debate, no se habló de grande cifras y solo el alcalde hizo una breve referencia al capítulo de inversiones, que cifró en más de cuatro millones de euros de investimento, de los que 980.000 son aportación del Estado o de la Xunta, 720.000 de la Diputación y 525.000 del Concello, importes a los que se suman créditos por 1,8 millones de euros. Finalmente, las cuentas salieron adelante con los votos en contra de PP y Rianxo en Común y el apoyo a las cuentas de BNG, PSOE y Ciudadanos.

Otros asuntos

En cuanto a los demás asuntos tratados en el pleno, hubo un par de cuestiones que obtuvieron el apoyo unánime de la corporación.

  • Saneamiento en Burés. El pleno dio el visto bueno al proyecto modificado para ejecutar la primera fase del saneamiento en el lugar de Burés, en la parroquia de Asados. El alcalde explicó que la obra, que se financiará con fondos provinciales, ya tiene luz verde por parte de la Diputación y que los cambios introducidos responden a cuestiones técnicas.
  • Tasa de la basura. Otro asunto que fue aprobado por unanimidad es la modificación de la ordenanza que regula la tasa por el servicio de recogida de basura. El concejal Tobías Betanzos explicó que lo que se hace es una revisión a la baja para repercutir en el recibo que pagan los ciudadanos la bonificación aplicada por Sogama por cada tonelada de basura enviada a su planta. La rebaja es de 6,90 euros por tonelada, lo que supone que el ahorro para el Concello de Rianxo en este 2019 es de 22.433 euros y en el 2020 será de 21.242, lo que suma un total de 43.675 euros que se descontarán a los contribuyentes. Esto supone una bajada del precio del recibo que ronda el 8 %, un porcentaje que para una vivienda supone una rebaja de casi tres euros en la cuota cuatrimestral, que pasa de 33,45 a 30,79 euros.
  • Moción de apoyo a los dirigentes catalanes presos. Con los votos a favor de casi todo el BNG (uno de sus ediles se abstuvo) y de Rianxo en Común (ReC) salió adelante la propuesta de este último grupo de apoyo a los dirigentes políticos catalanes condenados por el 1O, aunque la secretaria municipal advirtió antes de su debate que el pleno no tiene competencias en la materia. El PSOE se abstuvo y PP y Ciudadanos votaron en contra.
  • Contra la universidad privada. Con el apoyo de BNG y PSOE, ReC sacó adelante su moción para instar a Xunta la retirada del anteproyecto de ley de la universidad privada de Galicia. Tanto Ciudadanos como el PP optación por la abstención.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Justicia anula el acuerdo del Concello de Rianxo en apoyo a la causa del pueblo palestino