Rianxo y A Pobra, a prueba de multitudes

La coincidencia de dos de las grandes celebraciones de la comarca provocará una avalancha de visitantes para la que se han diseñado operativos especiales de seguridad


Ribeira / La Voz

Cada cierto tiempo, el caprichoso calendario hace coincidir en las mismas fechas dos de las grandes celebraciones de la comarca. El Nazareno y A Guadalupe viven hoy su jornada grande y por ello se han planeado sendos operativos de seguridad a prueba de multitudes. Los medios desplegados se multiplican tanto en A Pobra como en Rianxo para velar por que dos de las citas más emblemáticas de Barbanza, ambas declaradas de interés turístico, se desarrollen sin incidencias.

Aunque se espera una afluencia multitudinaria en las dos localidades, lo cierto es que, por ocasiones precedentes, se da por hecho que la avalancha de visitantes será mayor en A Pobra. En la villa se calcula que en una jornada como la de hoy pueden darse cita unas 20.000 personas, lo que obliga a poner en marcha un dispositivo en el que este año hay algunas novedades.

Antonio Millán, jefe de la Policía Local pobrense, señaló como una de las principales variaciones la incorporación de cámaras de seguridad. Se instalarán media docena de dispositivos que seguirán en directo el recorrido de la procesión ­-que empezará a las 10.30 horas- y que estarán conectadas con el puesto de mando avanzado, otra de las novedades. Se trata de un camión de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega), desde el que se coordinará todo el operativo.

Barreras en los accesos

Desde este punto, los responsables de las fuerzas del orden podrán actuar de inmediato en caso de que se produzca alguna incidencia. Asimismo, habrá barreras en las vías principales por las que discurrirá la procesión para evitar el acceso de vehículos, y la Policía Local contará con personal de refuerzo de otros concellos que se sumará a los 14 agentes que estarán operativos, al igual que Protección Civil.

En cuanto a Rianxo, en la jornada de hoy serán una veintena los municipales que trabajarán para velar por el correcto desarrollo de las fiestas, con la colaboración de la Guardia Civil y voluntarios de Protección Civil. Asimismo, durante toda la semana, se cuenta en la villa con un servicio de ambulancia y médico y con el apoyo de los bomberos.

Las plazas de aparcamiento se multiplican

El aluvión de visitantes que se espera con motivo de las fiestas, hoy especialmente aunque también el viernes que viene con la cantata de A rianxeira, obliga a los concellos a hacer un esfuerzo extra para habilitar aparcamientos suficientes. En el caso de A Pobra, se espera la llegada de entre 70 y 80 autobuses, pero también un ingente número de turismos que, además de las zonas habituales, podrán estacionar en San Lázaro, la plaza Maior, un terreno en la calle Venecia, el Campo da Feira y el colegio de Bandaseca.

Por su parte, en Rianxo hay habilitadas unas cinco mil plazas de aparcamiento en el relleno portuario, Tanxil, A Martela, Xogo dos Bolos o Arcos Moldes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rianxo y A Pobra, a prueba de multitudes