Hemeroteca: Las fuertes lluvias del verano ocasionaron la muerte de todo el marisco en Rianxo

La cofradía capitaneada por Fernando Alcalde solició la declaración de zona catastrófica


Como catastrófica calificaban la situación los mariscadores de Rianxo hace 36 años. Debido a las lluvias de un verano que fue especialmente malo en la comarca, el agua de la ría arousana perdió buena parte de su salinidad, lo que provocó la muerte de prácticamente todo el marisco. En casi dos millones de euros cifraba las pérdidas el colectivo, que no dudaba en solicitar la declaración de zona catastrófica. «No pretendemos que se nos dé dinero de forma individual, sino de que se hagan inversiones que nos ayuden a recuperar los bancos de marisco de cara a la próxima campaña», explicaba el entonces patrón mayor, Fernando Alcalde Varela.

Desde la cofradía aludían a que había muerto todo el berberecho de las concesiones y la mayor parte de la almeja. Aseguraban que se trataba del peor año de la historia para el marisqueo en la localidad.

Pero a aquella catástrofe le sucedieron otras similares. En el invierno del 2003 las intensas lluvias volvieron a provocar la muerte del marisco en Rianxo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hemeroteca: Las fuertes lluvias del verano ocasionaron la muerte de todo el marisco en Rianxo