La cofradía de Rianxo ha cursado más de 1.500 denuncias a furtivos este año

El patrón mayor, Miguel Iglesias, reclama un mayor control sobre los compradores del marisco ilegal


Ribeira / La Voz

El furtivismo es un problema grave que en los últimos tiempos está azotando especialmente a Rianxo, donde, según los datos de la cofradía, en lo que va de año se han tramitado más de 1.500 denuncias. Sin embargo, esto ha valido de poco a la hora de frenar la acción de los mariscadores ilegales, de ahí que el pósito haya pedido más colaboración a las fuerzas del orden para tratar de poner coto a esta práctica.

Del asunto se habló en la junta local de seguridad celebrada el martes. El patrón mayor, Miguel Iglesias, puso sobre la mesa la gravedad de la situación y, aunque agradeció la colaboración de la Guardia Civil y la Policía Local, señaló que es necesario tomar otras medidas. En este sentido, apuntó que es preciso controlar a los compradores del marisco ilegal: «Trescentos quilos de ameixa non se venden pola rúa», afirmó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La cofradía de Rianxo ha cursado más de 1.500 denuncias a furtivos este año