Larga noche en Rianxo con persecución por la autovía y robo de una excavadora

Un conductor se escapó dos veces tras ser cazado circulando de forma temeraria


ribeira / la voz

Si por algo se caracterizaba en el pasado la noche de San Xoán era, además de por las imprescindibles hogueras, por las bromas que gastaban los jóvenes en forma de traslado de carros y otros aperos e incluso retirada de portales. Con el paso de los años esas costumbres fueron desapareciendo para alegría de muchos y en las últimas ediciones de la fiesta nocturna reinó la tranquilidad en Barbanza. Hasta la madrugada de ayer, cuando los vándalos hicieron de las suyas en Rianxo cambiando de lugar nada menos que una excavadora. La noche fue intensa en esta localidad, donde también se registró una persecución policial de película.

Este suceso se producía hacia las 6.40 horas, cuando agentes locales le daban el alto a un vehículo en el lugar de Te, en Taragoña, y este seguía su camino incorporándose a la autovía de Barbanza. La policía siguió al coche, que iba en dirección Padrón, durante unos dos kilómetros, viéndose obligada a alcanzar los 180 e incluso los 190 para no perderlo de vista. Finalmente, el turismo fue interceptado y su conductor, un vecino de Rois de 21 años, duplicó la tasa de alcoholemia.

Del coche se hizo cargo la acompañante, que dio cero en la prueba de alcohol. Fuentes de la Policía Local de Rianxo explicaron que el conductor será denunciado por estar al volante bajo los efectos del alcohol, por lo que se enfrentará a una multa de 500 euros y a la retirada de cuatro puntos; por conducción negligente, lo que implica una sanción de 500 euros y la retirada de seis puntos; y por desobedecer las órdenes de los agentes, por lo que sumaría otros 200 euros y cuatro puntos más. Añadieron que el operativo causó gran expectación entre aquellos que transitaban por la autovía.

De ruta desde Beluso

Antes de esta llamativa intervención, a las 4.10, la Policía Local de Rianxo había sido alertada de la presencia de una excavadora en Campo Maneiro, donde estaba realizado trabajos extraños. Cuando los agentes llegaron al lugar comprobaron que la máquina tenía los cristales de la cabina rotos y continuaba encendida, pero ya no había nadie en su interior. Por la zona había tierra esparcida e incluso un árbol roto.

Con la información aportada por un testigo sobre los vehículos en los que al parecer habían huido los vándalos, los policías localizaron el coche de uno de los supuestos autores del robo e identificaron a varias personas que pueden estar relacionadas con el suceso.

Tras las averiguaciones realizadas durante la mañana de ayer, los agentes determinaron que la excavadora es propiedad de una empresa con sede en Outes, que se encuentra esta temporada realizando unos trabajos en Beluso, en las inmediaciones del bar A Casa do Demo. La máquina fue trasladada desde allí hasta la zona de Campo Maneiro, donde fue abandonada.

Denunciado tres veces

La larga noche de San Xoán dio pie a que un mismo conductor fuera denunciado en tres ocasiones por los agentes de Rianxo. El susodicho, un vecino de la localidad que tiene 31 años, se dio a la fuga a las 4.20 y a las 5.50 horas, tras ser visto por los policías circulando de forma temeraria por Taragoña. En las dos ocasiones fue identificado visualmente, por tratarse de un conductor con antecedentes. Será denunciando por partida doble por conducción temeraria y por desobedecer a los agentes, por lo que se enfrenta a una sanción económica de 1.400 euros y a la retirada de 20 puntos.

Anteriormente, su coche había sido cazado cuando estaba estacionado en una zona reservada para personas con discapacidad en la playa de A Torre, por lo que también será multado.

Fogatas abortadas en el césped del Coroño

Miembros del grupo de emergencias de Boiro tuvieron que alertar la noche del domingo a dos grupos de personas que pretendían montar hogueras en la zona verde del río Coroño. Los implicados accedieron y el tema no fue a más. En el municipio se contabilizaron unas 200 cacharelas y la noche discurrió con tranquilidad.

Quema de dos contenedores

Alertados por los vecinos, bomberos del parque boirense acudieron poco antes de la medianoche a la localidad de Abanqueiro para extinguir el fuego que afectó a dos contenedores. Ambos recipientes, destinados a la recogida de vidrio, quedaron totalmente calcinados.

Nuevo ataque a la Santa Compaña

La escultura que Nuco Losada colocó en el paseo marítimo de Rianxo, bautizada como Santa Compaña, fue nuevamente objeto de un ataque vandálico. Los autores rompieron dos de las figuras que componen la obra, inspirada en los grandes escritores. Cinco papeleras del paseo rianxeiro también aparecieron quemadas.

El 061 evacuó a una mujer en Palmeira

Una ambulancia del 061 se desplazó en la madrugada de ayer hasta Palmeira para trasladar a una mujer que se había cortado en una pierna y tuvo que ser trasladada al hospital. Debido al gran número de personas que había en la explanada portuaria en ese momento, fue necesario la presencia de la Policía Local para que abriera paso al vehículo sanitario.

Los ladrones visitaron A Pobra

Los agentes de la Policía Local pobrense también tuvieron trabajo en la noche de San Juan, puesto que un conductor que había estacionado su automóvil en la explanada portuaria denunció que le habían entrado a robar, y que se habían llevado su documentación personal y la del vehículo.

Falsa alarma por fuego en Esteiro

Una alerta sobre un posible incendio forestal en una finca de Esteiro puso en alerta a los miembros del GES de Muros, que ayer por la mañana se trasladaron a la zona. Al llegar comprobaron que el humo procedía de una fogata y que no había peligro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Larga noche en Rianxo con persecución por la autovía y robo de una excavadora