Rianxo en Común lamenta que el Bloque «mirase cara a súa dereita» para gobernar

Considera que existían otras vías para garantizar la gobernabilidad

La Voz

Las reacciones al pacto de gobierno entre el BNG y el PSOE para gobernar en Rianxo no se ha hecho esperar. Rianxo en Común (ReC) ha cuestionado el acuerdo entre nacionalistas y socialistas porque considera que existían otras vías para garantizar la gobernabilidad y sacar adelante el mandato con acuerdos programáticos puntuales, pero «o BNG preferiu mirar unha vez máis cara a súa dereita» reeditando el bipartito del mandato 2011-2015.

La formación encabezada por Julián Bustelo, que asume que su lugar está en la oposición porque así lo decidieron los votantes el pasado 26M al no otorgarles representación suficiente para llevar a cabo su programa de gobierno, espera que el nuevo acuerdo del BNG con el PSOE «non supoña renunciar a cuestións para nós fundamentais», y puso como ejemplo la remunicipalización del abastecimiento.

Oferta del PP

Uno de los rumores más insistentes tras el 26M apuntaba a un posible acuerdo entre el PP y el PSOE en Rianxo y parece que los comentarios en esa dirección no iban del todo desencaminados, ya que los populares llegaron a ofrecerle la alcaldía a Carmen Figueira, cabeza de lista socialista, en busca de un pacto.

La primera toma de contacto entre ambas fuerzas buscaba puntos de encuentro para «crear una oposición constructiva y beneficiosa para Rianxo», pero también se propuso formalmente formar gobierno con Figueira como alcaldesa. La oferta no es nueva, ya se formuló en el 2015, y el PP lamenta que el PSOE haya rechazado de nuevo su colaboración «para sacar a Rianxo del estancamiento».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rianxo en Común lamenta que el Bloque «mirase cara a súa dereita» para gobernar