La constante sangría económica del taxi desde la crisis provocó la subida de tarifas

Los concellos de Ribeira y de Rianxo modificaron los precios al alza, a petición del sector


ribeira / la voz

Las cosas no van precisamente bien para los taxistas, un sector que desde la crisis no ha logrado recuperarse del todo y acumula una serie de progresivas caídas económicas. Este escenario no ha sido pasado por alto por los propios profesionales que han impulsado distintas medidas para mejorar el servicio o diferenciarse, pero que también se reunieron con los ejecutivos de Ribeira y Rianxo para solicitar la subida o equiparación de tarifas, respectivamente.

El caso más reciente ha sido el ribeirense, donde el pasado diciembre se daba luz verde a los nuevos precios que están en vigor desde el 1 de enero -a 3,65 euros la bajada de bandera en días laborales y 4,15 de lo contrario-.

Grandes celebraciones

Precisamente, una subida similar tenía lugar en Monforte la pasada semana, pero con una diferencia que en Ribeira sí fue aceptada: un incremento para jornadas de grandes celebraciones como la de Nochebuena y la de fin de año; momentos que estos trabajadores pierden de estar con su familia, sin una retribución mayor.

Ni en Porto do Son, ni en Boiro, tuvieron lugar peticiones de este tipo por parte de los taxistas. El año pasado, en Noia sí que fueron aprobadas las tarifas usuales que estaban pendientes de recibir luz verde por parte de Mobilidade.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La constante sangría económica del taxi desde la crisis provocó la subida de tarifas