La obra de la plaza Castelao fue el culebrón del verano

Tal día como hoy, en 1990, la remodelación de este espacio se ponía en el centro del debate público


Ribeira / La Voz

Con la plaza Castelao, epicentro de las celebraciones, patas arriba afrontaban los rianxeiros el inminente inicio de las fiestas de A Guadalupe de 1990. La remodelación de la plaza para colocar el enlosado que luce en la actualidad se convirtió en el culebrón del verano y sobre las controvertidas obras corrieron ríos de tinta.

Primero las dudas sobre la resistencia del material empleado en la pavimentación, llegando el gobierno local a ordenar levantar 800 losas que ya estaban colocadas, y más tarde el retraso en la ejecución de los trabajos enfrentaron al Concello de Rianxo con la empresa adjudicataria. A finales de agosto de aquel año, era esta última la que arremetía contra el Ayuntamiento demandando más agilidad en los pagos y reclamando una deuda de 12 millones de pesetas como respuesta a la intención del ejecutivo de rescindir el contrato. Finalmente, este se prorrogó tres meses más, hasta el 31 de diciembre, y los rianxeiros vivieron aquellas fiestas entre obras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La obra de la plaza Castelao fue el culebrón del verano