La plataforma recogió las pancartas

Los rianxeiros finalizaron el encierro de 314 días tras un renovado compromiso municipal


Rianxo / La Voz

Más de 10 meses. 314 días encerrados en el salón noble del Concello de Rianxo. Recogidas de firmas, kilómetros de marchas repartiendo octavillas, turnos para dormir, concentraciones, manifestaciones, las consignas resonando en el pazo de O Hórreo y en la plaza de O Obradoiro; ese ha sido el precio a pagar de una lucha que encabezaron un grupo de señoras y señores de más de 60 años para lograr un objetivo cada vez más cercano, la creación de un centro de día para mayores en la villa rianxeira. Ayer, tras un renovado compromiso de la corporación municipal, los integrantes de la plataforma vecinal pusieron fin al encierro.

A la espera de que se formalice la firma con las religiosas propietarias del pazo de Rianxiño -un inmueble de gran valor histórico que finalmente albergará el servicio- para su adquisición, ayer por la tarde tuvo lugar una junta de portavoces en la que se dio cuenta de un documento relativo a la tasación del edificio, así como la antes mencionada declaración de intenciones de todos los grupos políticos en favor del centro de día, que permite que los incansables vecinos puedan recoger las pancartas, las esterillas y el saco de dormir.

No obstante, la portavoz de la plataforma, María José Comojo, Cheché, precisó que «estaremos vixiantes» durante todo el proceso de compra, ya que los miembros del colectivo han sido invitados a participar en la comisión que se ocupará de estas tareas, tal y como habían solicitado en el último pleno.

Descorchar el cava

Al término de la reunión entre los portavoces de todas las formaciones, el mandatario rianxeiro, Adolfo Muíños, explicó que tras la ratificación del acuerdo de financiación con la Diputación, el único trámite pendiente pasa por la firma de un documento que debe llegar desde El Vaticano, y se dirigió a la plataforma indicando: «Agradecemos a decisión que nos trasladastes e cremos que xa non podedes facer máis presión en nós. Non podemos botarnos atrás».

En ese mismo instante, Comojo se levantó y confirmó lo acordado en la asamblea, que los compromisos adquiridos eran suficientes y que les había quedado bien «o número de días Pi, co 314». Y en el momento en que pronunció las palabras «damos o peche por concluído», el salón noble donde casi cumplen 11 meses se inundó de aplausos y felicidad. De repente, bajo el cuadro de Castelao que preside la sala, comenzaron a surgir botellas de cava que fueron descorchadas entre cánticos de: «Non nos moverán, porque en Rianxo teño a miña vida, non nos moverán».

Mientras se sucedían los recuerdos y batallitas, los integrantes del colectivo convocaron a la sociedad rianxeira y a los medios para este domingo, a las 12.00 horas, a un acto de despedida frente a la casa consistorial para agradecer el apoyo. A pesar de que se hayan cansado de escuchar la frase: «A loita gañástela vós».

La plataforma recogió las pancartas Los rianxeiros finalizaron el encierro de 314 días tras un renovado compromiso municipal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

La plataforma recogió las pancartas