González Formoso y Adolfo Muíños firmaron el protocolo para la compra del pazo de Rianxiño

El regidor anunció que suscribirán el compromiso con las actuales titulares en menos de dos semanas


Rianxo / La Voz

Entre una avalancha de vítores, cánticos y aplausos. Así fueron recibidos ayer en el salón noble rianxeiro el presidente de la Diputación coruñesa, Valentín González Formoso, el alcalde, Adolfo Muíños, la responsable de Servizos Sociais del ente provincial, Ánxela Franco, y las portavoces municipales socialista y nacionalista, Carmen Figueira y Adelina Ces. El motivo era el de firmar el protocolo para la adquisición del pazo de Rianxiño, como inmueble que albergue el futuro centro de día para mayores.

Bajo la mirada de decenas de integrantes de la plataforma vecinal, que ya ha cumplido los nueve meses de encierro en el ayuntamiento, se rubricó el documento por el que la Diputación se compromete a destinar 600.000 euros, la mitad para colaborar en la compra de este edificio del siglo XVIII y la restante para cofinanciar las obras de reforma y adaptación en el 2019. No fue la única gran noticia del día, ya que el mandatario rianxeiro anunció que la Xunta ha certificado que el pazo es válido para el uso previsto y muchos otros.

Además, Muíños también adelantó que en menos de dos semanas se producirá la firma del compromiso de compra -por valor de 1,6 millones euros- con las actuales titulares, las Franciscanas Misioneras de la Orden del Divino Pastor, ante notario. Desde ese momento, el Concello tendrá un año máximo de plazo para ejecutar la compra del inmueble.

Compromiso cumplido

«Ás veces dise que as palabras lévaas o vento, pero dende que Valentín entrou pola porta houbo palabra. Meses despois rubricamos este acordo», con estas palabras de agradecimiento se dirigió el regidor rianxeiro a los representantes del organismo provincial, para alertar de que «somos un banco con varias patas, dúas delas están representadas aquí, no Concello e na Deputación, pero falta unha, a Xunta, a quen convidamos a que forme parte del. Pero serei sinceiro, Rianxo non vai a agardar».

González Formoso se mostró en la misma postura al indicar que «quen non se queira subir ao carro alá el, pero isto xa é unha realidade» y comprendió bien que la cuarta pata la forman las personas mayores de la plataforma cuando les indicó: «Lanzades unha mensaxe a Galicia, coas mulleres de Rianxo ninguén pode».

Tanto Muíños como el presidente de la Diputación destacaron el valor añadido de convertir el pazo en público, ya que, además de contar con 2.016 metros construidos y una finca de una hectárea, se trata del edificio con más valor histórico de Rianxo, después del pazo de A Martela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Tags
Comentarios

González Formoso y Adolfo Muíños firmaron el protocolo para la compra del pazo de Rianxiño