El programa de viviendas vacías se estrella contra la demanda turística

Ningún concello adscrito al plan social de la Xunta ha logrado sumar inmuebles


Ribeira / la voz

Uno de los planes estrella de la Xunta en materia social, el Programa de Vivendas Baleiras, apenas ha hallado respaldo en los concellos barbanzanos, que no dudaron en sumarse a él en los últimos tres años. Este plan, consistente en la inscripción de inmuebles de particulares en una bolsa para su alquiler por cuantías aceptables para familias de rentas bajas, no ha conseguido sumar una sola vivienda en Rianxo, Porto do Son, Ribeira o Boiro. Las causas nada tienen que ver con el trabajo desempeñado por los departamentos de Servizos Sociais, sino con factores económicos, como la elevada demanda turística en período estival.

Pero, frente a propietarios que prefieren alquilar una semana, quincena o mes su piso, en vez de hacerlo todo el año por la otra vía, existen otras iniciativas similares que sí han permitido dar alojamiento a familias en riesgo de exclusión social o en situación de emergencia, con varios ejemplos en los municipios sonense y ribeirense. En el caso de Porto do Son, el pasado verano se entregó una vivienda a través de un convenio suscrito con la Consellería de Infraestruturas. Además, el regidor de la localidad , Luis Oujo, explicó que han solicitado la cesión de otro inmueble para cubrir situaciones como un hipotético incendio o episodio de violencia machista.

Por su parte, en Ribeira y también desde el anterior estío, dos familias monoparentales disfrutan de sendas viviendas, a un precio de 75 euros mensuales, a través de una iniciativa impulsada por el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) junto con la entidad financiera Abanca. Estos han sido los únicos alojamientos registrados de este carácter.

Escasa demanda

Asimismo, otro de los problemas que atraviesa el Programa de Vivendas Baleiras en Barbanza pasa por el reducido número de vecinos demandantes de un alquiler social. Ribeira concentra el mayor número con 23 solicitudes, ya que el programa aún acaba de terminar su fase de desarrollo y tramitación. Esa cifra en Rianxo es de seis, mientras que en Porto do Son solo se ha interesado una persona.

«É certo que no Son hai moita segunda vivenda, pero non demos sumado a ningún propietario polo efecto turístico», explicó la concejala de Servizo Sociais sonense, Magdalena Pérez, para precisar que en este municipio también ha podido influir un menor número de desahucios durante la crisis económica, a causa del alto nivel de casas heredadas.

En Boiro están adheridos al plan social de la Xunta desde diciembre del 2016. A día de hoy, no cuentan con ningún inmueble ni solicitante registrado. No obstante, fuentes del Concello indicaron que un propietario se interesó en las últimas semanas. El alcalde de Rianxo, Adolfo Muíños, resume el panorama que ha marcado la andadura de esta iniciativa en el municipio desde su introducción en noviembre del 2016: «Temos demanda, pero non temos oferta».

Este escenario ha motivado que el regidor rianxeiro ponga en marcha proyectos complementarios, como la renovación de las antiguas casas dos mestres o la oferta de una parcela de varios miles de metros cuadrados al IGVS para la construcción de viviendas de protección oficial.

El alcalde de Rianxo aboga por dar más información y así atraer a propietarios a esta iniciativa

El regidor rianxeiro, Adolfo Muíños, fue el primero de la comarca en interesarse en el Programa de Vivendas Baleiras de la Xunta, pero ningún propietario ha cedido inmueble alguno para conformar la bolsa. «Hai que ter en contar que, alugando 15 días no verán, xa quitan cartos suficientes para o pago de impostos durante todo o ano», dejó entrever Muíños para poner el foco en algunos prejuicios existentes. «Aínda que pola parte da Xunta se garante un seguro en caso de non pagamento, os particulares non se dan animado», apuntó.

Para el mandatario, el verdadero problema pasa por la falta de información, que hace que los titulares no vean el beneficio de tener la casa generando ingresos todo el año. «Quizais habería que cambiar o baremo ou as condicións deste alugueiro», propuso el mandatario de la villa marinera, como un sistema para hacer más atractivo a los particulares, en el plano jurídico, la puesta a disposición de sus viviendas. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El programa de viviendas vacías se estrella contra la demanda turística