El Unión fue más efectivo en un partido loco y lleno de ocasiones

Viturro, desde el punto de penalti, le dio el empate a un Puebla que dispuso de varias oportunidades para vencer en el municipal de Vimianzo


Ribeira / la voz

No fue el encuentro del cual el técnico del Unión, Óscar Suárez, Pimen, guarda un mejor sabor de boca. Los rianxeiros ganaron al Bertamiráns (5-2), pero «o partido tivo moitas alternativas, non podemos conceder tantas ocasións ao rival. Na primeira parte non fomos moi contundentes en defensa», asegura el entrenador. El conjunto de Asados tiró de efectividad para llevarse un duelo en el que a los diez minutos ya vencía 3-0. Juan fue el primero en ver puerta y después Saviola firmó su doblete. Primero con un tiro lejano que pilló al portero visitante adelantado y luego con un buen disparo cruzado.

A pesar del fulgurante inicio del Unión, el partido aún tuvo emoción. El Bertamiráns también pisaba área y, en el minuto 22, consiguió recortar distancias. La intensidad y el ritmo del choque no decayó y los rojillos volvieron a acertar antes del descanso para poner más tierra de por medio en el luminoso. En esta ocasión fue Palmiro el que perforó la portería de los foráneos al rematar un centro en el segundo palo. Volvieron a darle vida a la tarde los de Ames tras regresar de los vestuarios al establecer el 4-2 en el electrónico. Aún así, no lograron aprovechar sus oportunidades y Néstor sentenció con el quinto tanto. «Creo que merecemos gañar, aínda que o resultado foi demasiado avultado», considera Pimen.

Soneira-Puebla: 1-1. Municipal de Vimianzo. Al césped del Municipal de Vimianzo saltaron dos conjuntos con una progresión ascendente, que entraron al partido con la clara idea de llevarse los tres puntos. Los locales comenzaron imprimiéndole mucha intensidad al juego, mientras que los pobrenses, poco a poco, se fueron asentando en el campo. El Soneira tuvo su mejor arma en las acciones a balón parado, y gracias a una de ellas inauguró el marcador y tomó ventaja a la media hora de encuentro.

No se desmoronó el Puebla, que siguió buscando su sitio hasta que lo encontró. Así, en la segunda parte, los futbolistas dirigidos por Anxo Casalderrey empezaron a llegar con más asiduidad a la portería rival. En una de esas llegadas provocaron un penalti que Viturro se encargó de transformar en el empate. Pudieron ganar los barbanzanos, que dispusieron de ocasiones muy claras para consumar la remontada. Pap mandó fuera un balón cuando parecía tenerlo todo a favor para hacer el segundo tanto, y Espi encaró al portero del Soneira y, aunque lo superó colando la pelota entre sus piernas, disparó desviado. También los locales estuvieron cerca de hacerse con la victoria en los últimos instantes, cuando estrellaron un cabezazo en la madera.

Casalderrey espera hacer bueno el punto sumando en Vimianzo ganando la próxima jornada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Unión fue más efectivo en un partido loco y lleno de ocasiones