La banda ancha de última generación aún no llegó a la mitad de concellos

RIANXO

Solo once núcleos cuentan con redes de esta capacidad, frente a unos mil que no lo hacen, lo que afecta a 73.700 barbanzanos

06 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

La llegada de la banda ancha de última generación está lejos de convertirse en una realidad en la mitad de los municipios del área barbanzana, en donde no disponen de redes de esta capacidad ni hay previsiones de que ningún operador los dote de ellas hasta el 2019. Esta es la radiografía de la brecha que existe en cuanto a la calidad de la conexión a Internet y que queda retratada en el último informe anual elaborado por el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

Actualmente en el mapa comarcal hay hasta cinco concellos (Porto do Son, Muros, Outes, Mazaricos y Lousame) considerados como zonas blancas, es decir, la velocidad real de las redes disponibles para operar en Internet es inferior a los 30 megabits por segundo (Mbps), muy por detrás de las que se ofrecen actualmente con la fibra óptica, el cable coaxial o el VDSL -sistema mejorado del ADSL-. Y, a pesar de que en el resto de municipios sí hay una parte de la población que cuenta con este servicio, siguen siendo más las zonas a las que no llega que a las que sí lo hace.

El trabajo que queda por delante para conseguir borrar del mapa esas zonas blancas es mucho. Solo 11 núcleos en toda la comarca se salvan de esta criba, frente a otros 1.059 que no cuentan con redes ultrarrápidas, lo que afecta a 73.696 barbanzanos, es decir, al 61,4 % de la población.