El déficit de policías impide cubrir todos los servicios en seis municipios de Barbanza

Ana Gerpe Varela
A. Gerpe RIBEIRA / LA VOZ

PORTO DO SON

Policía local de Ribeira
Policía local de Ribeira CARMELA QUEIJEIRO

Los destacamentos de O Son, A Pobra y Rianxo tienen más auxiliares que agentes locales

11 jul 2021 . Actualizado a las 19:44 h.

Los destacamentos de las policías locales de Barbanza sufren un progresivo desmantelamiento, con un descenso continuado en el número de efectivos que motiva situaciones inauditas. Una de ellas es que los cuerpos municipales de Porto do Son, A Pobra y Rianxo tienen actualmente en activo más auxiliares que agentes de plantilla.

En este momento prestan servicio en la comarca 63 policías y 37 refuerzos. Sin embargo, entre estos últimos también hay circunstancias que, cuanto menos, son llamativas. Las dotaciones de Noia y Rianxo disponen, cada una de ellas, de dos auxiliares interinos. Llevan entre 14 y 15 años prestando servicio, sin que en este largo período se hayan establecido los mecanismos para convertirlos en funcionarios de carrera equiparables a sus compañeros.

Las restricciones a la hora de poder convocar concursos para cubrir las vacantes motivan que los puestos de los agentes que han ido jubilándose continúen sin ser cubiertos, una brecha que se agranda cada vez más. Así, mientras las atribuciones de los profesionales van aumentando, especialmente en el último año debido a los controles anticovid motivados por la pandemia, las plantillas van a menos.

Uno de los casos más paradigmáticos es el de Porto do Son. De los cuatro funcionarios de la dotación municipal, solo uno continúa en activo. El servicio está integrado por un agente, que desarrolla su labor en horario de mañana, y tres auxiliares que cubren las tardes.

Con el déficit de personal existente, prestar servicio las 24 horas resulta prácticamente imposible. De hecho en los municipios de A Pobra, Porto do Son, Muros, Carnota, Noia y Outes hay franjas que quedan sin cubrir.

Por los refuerzos

El jefe de la Policía Local de Rianxo, Raúl Frieiro, comenta que en este momento sí pueden tener personal mañana, tarde y noche, pero reconoce que se debe a la llegada de auxiliares.

En Outes, con el fin de que pueda haber patrullas el fin de semana, hay jornadas laborables en las que no hay servicio. Ayer fue uno de estos días. Uno de los dos agentes está de vacaciones, por lo que la prestación se realiza por el otro funcionario y la auxiliar. El Concello pondrá en marcha el procedimiento para cubrir la plaza que está vacante.

Hasta un municipio como el de Ribeira dista mucho de contar con el personal que le haría falta dada su población. El jefe del destacamento, José Manuel Bretal, comenta que para reforzar las patrullas los fines de semana se recurre a que los agentes realicen horas extras.