La extracción de mejilla vuelve a enfrentar a percebeiros y bateeiros

Los pósitos reclaman que se protejan las zonas más sensibles

Imagen de archivo de extracción de mejilla en A Coruña
Imagen de archivo de extracción de mejilla en A Coruña

ribeira / la voz

La temporada de la mejilla dio comienzo y los bateeiros iniciaron una vez más la recogida de este producto para llevar a sus bateas. Sin embargo el colectivo está bajo la lupa de los percebeiros, que entienden que esta actividad puede perjudicar el desarrollo del crustáceo. El conflicto entre los dos colectivos ya saltó en varios puntos de la geografía gallega y desde la Consellería do Mar se intenta regular una normativa que permita la convivencia de ambos sectores.

Las cofradías de la comarca que tienen planes de explotación de percebe participaron en una reunión con responsables de la Xunta con la finalidad de buscar una solución a un conflicto que lleva varios años encima de la mesa.

Los patrones mayores de Aguiño, José Antonio Santamaría; y de Porto do Son, Emilio Queiruga, apuestan por llegar a un entendimiento que no perjudique a nadie y que garantice el trabajo de todos los profesionales.

El dirigente sonense destacó que hicieron diversas propuestas a los responsables de la consellería y lo único que quieren «é poder traballar todos e levarnos ben con eles». Emilio Queiruga incidió en que lo que pretenden los percebeiros de Porto do Son es «cuidar unhas zonas sensibles que temos para que non se queden sen o marisco, xa que agora están sen protección», subrayó.

Por su parte, el responsable del pósito aguiñense reconoció que llevan tiempo intentando regular en sus concesiones la recogida de mejilla y, en especial, en la zona de Sálvora, la más rica en percebe. En este sentido, señaló que la Administración gallega está intentando poner orden para evitar conflictos.

Santamaría comentó que hay cierto malestar entre los percebeiros porque «algúns bateeiros van ás pedras que temos pechadas. Nós só queremos evitar quedar sen produto». El patrón mayor resaltó que su intención es preservar las zonas más productivas y que se cierren para todos, pues «este é o noso sustento». Los percebeiros, según el responsable del pósito aguiñense, quieren que todos puedan trabajar y que se respete el crustáceo: «O que non desexamos son problemas con ninguén».

Recurso

El vicepresidente de la Organización de Productores Mejilloneros de Galicia (Opmega), el ribeirense Juan Fungueiriño, explicó que llevan «70 anos collendo este recurso e agora queren que non o fagamos». Fungueiriño apuntó que presentaron un proyecto a la consellería en el que delimitan unas zonas de trabajo para los dos colectivos, pero «parece que non lle chegan e queren máis». A pesar de la dificultad y las posturas encontradas, el vicepresidente de Opmega es optimista y espera que se llegue a una solución cuanto antes.

Por otra parte, tanto mariscadores de O Pindo como de Muros se dedican a extraer mejilla en sus zonas por encargo de algunos bateeiros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La extracción de mejilla vuelve a enfrentar a percebeiros y bateeiros