El presupuesto de O Son destina a inversión 2,1 de sus 8,9 millones

Las cuentas municipales suben un 9 % con respecto a este año

Imagen de archivo de un pleno en Porto do Son
Imagen de archivo de un pleno en Porto do Son

ribeira / la voz

El Concello de Porto do Son contará el próximo ejercicio con un presupuesto de 8,9 millones, unas cuentas que fueron aprobadas en un pleno celebrado la noche del viernes. El plan económico del gobierno local salió adelante con el respaldo del PP, la abstención del PSOE y los votos en contra del BNG. La inversión cobra importancia en las cuentas, ya que asciende a 2,1 millones.

El alcalde, Luis Oujo, explicó que esta cantidad se verá incrementada en un millón más, del que podrán disponer las arcas locales a partir de enero. El mandatario definió el presupuesto como el del crecimiento económico «de axuda á xente nestes momentos de pandemia. A inversión aumenta co propósito de mover a economía local».

También subrayó que crece la partida destinada al área de Servizos Sociais y que, en esta línea, también aumentan los fondos encaminados a lograr que todos los niños dispongan de las herramientas necesarias para seguir sus estudios si el covid obligase a eliminar o reducir la atención presencial.

Las cuentas crecen un 9 %, pasando de los 8.179.000 euros a los 8.910.000. La subida, explicó la teniente de alcalde María Maneiro, se debe al incremento de las transferencias de capital y a la regulación del IBI efectuada por el Catastro.

Los reproches de la oposición

Precisamente, el incremento del recibo de la contribución y la implantación de nuevas tasas fueron los aspectos criticados por los portavoces de la oposición, Balbino González, por el BNG, y María Vila, en el PSOE.

El nacionalista González calificó de desproporcionada la subida del IBI: «Son uns orzamentos que non se corresponden coa época que nos toca vivir». Asimismo, relativizó el aumento del 9 % en las cuentas esgrimido por el ejecutivo: «Estiveron prorrogados, polo que a subida é en dous anos». Finalmente, reprochó que, bajo su punto de vista, el gobierno carece de un proyecto de futuro: «O único que se fai é levantar e pechar rúas. Ese non é o camiño que nós pensamos que debe seguirse».

Por su parte, la socialista María Vila reseñó: «Abstivémonos porque consideramos que uns orzamentos son algo moi importante e que non debemos votar en contra». Pese a esta postura, la formación del puño y la rosa discrepa con las cuentas. Para empezar, Vila lamenta que el ejecutivo «en ningún momento contase coa nosa opinión ou buscase chegar a un consenso».

Asimismo, reprocha que el aumento en las cuentas se deba «ao incremento dos ingresos pola suba de taxas e impostos aos veciños». Vilas se refirió al ascenso en el pago del IBI y, al mismo tiempo, mencionó «a creación de dúas taxas novas, como son a dos matrimonios civís e a dos dereitos de exame para as probas que convoca o Concello».

Por otra parte, los socialistas consideran que deberían eliminarse tasas como la de las terrazas, ante la difícil situación por la que atraviesa el sector hostelero con la crisis sanitaria.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El presupuesto de O Son destina a inversión 2,1 de sus 8,9 millones