Un laborioso y maratoniano rescate de una perra que acabó con final feliz en Porto do Son

El animal estuvo atrapada entre dos rocas cerca de 12 horas


Ribeira / La Voz

Prácticamente 12 horas estuvo atrapada entre dos rocas una perra que finalmente pudo ser rescatada por los bomberos de Ribeira tras un laborioso y maratoniano rescate en el que también colaboraron integrantes de Protección Civil y la Policía Local de Porto do Son. El animal se coló por una profunda grieta en el monte de Caamaño hacia las diez de la mañana del jueves y allí estuvo luchando por salir hasta cerca de las nueve y media de la noche.

Durante todo el día, el dueño de la perra estuvo intentando por todos los medios y con la ayuda de algunos vecinos sacarla de entre las piedras en las que se había metido, sin conseguirlo. Según explicó más tarde a los equipos de emergencias, eran alrededor de las diez de la mañana cuando el animal cayó en la trampa, pero fue al ver que la noche se les echaba encima cuando se decidió a avisar al 112 en busca de ayuda para rescatar a su mascota.

Pasadas las seis de la tarde, bomberos, Protección Civil y Policía Local recibieron la llamada y se dirigieron al lugar de As Trabes, en la parroquia sonense de Caamaño. Comenzó entonces un complicado rescate en el que fue necesario utilizar pértigas y cuerdas de escalada. «É unha cadela pequena e foi moi difícil sacala porque o sitio era moi estreito e ela estaba moi ao fondo», explicó uno de los participantes en la operación.

Tres horas

Alrededor de tres horas necesitaron los equipos de emergencias para liberar al animal del agujero en el que se había metido. Para ello, utilizaron la pértiga y las cuerdas: «Conseguimos enganchala coas cordas e fomos capaces de sacala, pero había que ir moi pouco a pouco para non facerlle dano».

Pasadas las nueve de la noche se dio por concluido el rescate con final feliz y la satisfacción de los equipos que participaron en el dispositivo. El complicado y cuidadoso trabajo de los bomberos permitió que la perra volviera a la superficie más de 11 horas después de haberse colado entre las dos piedras. Lo hizo, además, salvo algunos rasguños y el agotamiento ocasionado por los esfuerzos que realizó durante todo el día para intentar salir por su propios medios del agujero, sana y salva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un laborioso y maratoniano rescate de una perra que acabó con final feliz en Porto do Son