Ningún barbanzano sin mascarilla

Los concellos de la comarca redoblan esfuerzos para conseguir hacerse con más unidades de protección para poder repartir entre el mayor número de vecinos


Ribeira / la voz

Después de un intenso debate para saber si era necesario o no el uso de mascarillas para evitar el contagio del virus, el Gobierno por fin ha recomendado que se utilice este material de protección, una decisión que ha provocado que los concellos de la comarca se lancen a la búsqueda de estas piezas para intentar repartir entre toda la población-

En Ribeira ya se han entregado hasta la fecha aproximadamente unas 18.000 mascarillas procedentes de donaciones, envíos de distintas Administraciones y las confeccionadas por costureras voluntarias. Una parte se ha repartido entre los distintos servicios municipales, y los trabajadores de empresas y entidades que siguen funcionando; y, la semana pasada, se inició el entrega puerta por puerta entre los vecinos de las parroquias. Las previsiones del ejecutivo local son donar a los ribeirenses otras 22.000 más durante el estado de alarma.

A las 8.000 que se llevan entregadas en Rianxo, se añadirán otras 10.000 mascarillas más de tela reutilizables que el Concello ha adquirido a una empresa local «e que serán repartidas polas vivendas do concello», apuntó el alcalde, Adolfo Muíños. El regidor reconoció que lo ideal sería «que cada veciño as puidera recoller coa súa tarxeta sanitaria, tal e como están facendo noutros lugares». En A Pobra también estudian la posibilidad de adquirir 9.000 «fabricadas con tela reutilizable e homologadas», anunció la edila Charo Varela, que calculó que hasta el momento repartieron unas 3.000 entre las confeccionadas por las costureras voluntarias y las recibidas de la Diputación y la Xunta.

Precisamente, desde estas Administraciones también llegaron a Muros unas 2.000 unidades protectoras de un solo uso que fueron repartidas entre el personal municipal. Inés Monteagudo sumó a estas unas 800 que estaban guardadas de cuando fue la catástrofe del Prestige, y 5.000 más que han confeccionado las vecinas del municipio para repartir entre los vecinos.

También en Boiro han comenzado a distribuir entre la población en riesgo, así como entre los trabajadores municipales y los voluntarios, las más de 5.100 mascarillas que han recibido departe de distintas Administraciones y empresas.

 Concellos       Repartidas       Pendientes

Ribeira               18.000              22.000

Rianxo                 8.000              10.000

Porto Son            8.000                   -

Boiro                    5.100                  -

Muros                  7.800                  -

Carnota               5.500                  -

A Pobra              3.000                  9.000

Outes                 2.000                     -

Lousame           2.000                      -

Noia                  1.500                    2.000

Mazaricos         1.340                    6.000

Sin reparto masivo

El Concello de Outes es una excepción y su alcalde, Manuel González, precisó que no se está haciendo un reparto masivo a la población, sino que se está priorizando a los colectivos de riesgo y a aquellos que, por su trabajo, están más expuestos al COVID-19. Con estos criterios se han entregado ya unas 2.000 mascarillas en supermercados, farmacias y taxis, mientras que también se facilitan a aquellos vecinos que las solicitan.

En Porto do Son sí se está distribuyendo el material de protección entre la ciudadanía a través del reparto domiciliario de 8.000 unidades que realizan personal municipal y Protección Civil. Ese es el objetivo también del gobierno de Mazaricos, que ha recibido 1.340 mascarillas de Xunta y Diputación y está pendiente de disponer de 4.000 más compradas con fondos municipales para iniciar la entrega puerta a puerta. En un plazo de diez días esperan recibir otro pedido de 2.000.

Por su parte, en Carnota cuentan con la colaboración de los panaderos que realizan el reparto a domicilio para hacer llegar las mascarillas a los vecinos. Desde el inicio de la crisis, han dado salida a unas 5.500 unidades. Y 2.000 son los elementos de protección recepcionados en Lousame, que ayer mismo inició la distribución de mascarillas y guantes en los hogares vulnerables y con mayores de 65 años.

Por último, en Noia se inició el reparto a entidades como la residencia de mayores y los placeros, y ahora se está organizando la distribución a la población de unas 2.000 máscaras, empezando por los colectivos más vulnerables.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ningún barbanzano sin mascarilla