El Concello sonense buscaba una playa para los nudistas

Varios bañistas habían sido denunciados por acercarse al castro de Baroña sin ropa

La Voz

Las denuncias de varios vecinos sonenses habían provocado que, hace 36 años, agentes de la Guardia Civil se vieran obligados a detener a varios bañistas que practicaban nudismo en la playa de Arealonga, próxima al castro de Baroña. Al parecer, las personas arrestadas se habían acercado totalmente desnudas a las inmediaciones del yacimiento, una zona donde en ese momento había varias familias con menores que estaban visitando las antiguas construcciones celtas y que se incomodaron al verlos sin ropa. El entonces alcalde del municipio, Antonio González Groveiro, había manifestado que no tenía nada en contra de los nudistas, y se mostraba partidario de abrir una línea de diálogo para «buscar un lugar en el municipio donde puedan establecerse sin molestar a nadie».

A pesar de las buenas intenciones del regidor, este arenal sonense se convertiría en uno de los preferidos de la comarca por aquellas personas que quieren tomar el sol sin traje de baño.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Concello sonense buscaba una playa para los nudistas