Cuando se habla de olimpiadas todo el mundo piensa en unas competiciones a donde acuden los mejores deportistas del mundo y en la que, casi siempre, ganan aquellos que corren más rápido, saltan más alto, meten más goles o que simplemente son los mejores. Desde hace tres años en A Pobra existen otro tipo de juegos olímpicos en los que todos los participantes ganan en diversión y en aprendizaje. Buena prueba de ello se vivió este fin de semana, donde el campo de Cadreche se olvidó por unos momentos del fútbol y dio cabida a otras disciplinas.

Aunque está organizada por las asociaciones de padres de los colegios Salustiano Rey, Fernández Varela y Pilar Maestú, la celebración está abierta a todos los escolares de la zona, desde Rianxo hasta Porto do Son, y también a sus padres y hermanos, puesto que se trata de una cita familiar «donde buscamos darle cabida a otros deportes que no sea solo el fútbol. Los participantes pudieron aprender taekuondo, rugbi, gimnasia acrobática, boxeo y defensa personal», explicó Noemí Gil, miembros del ANPA de Cadreche.

Colaboradores

Como ya ocurrió el año pasado, se contó con la colaboración especial de varios deportistas expertos en los distintas disciplinas. Allí estuvieron el taekuondista Dani Torrado, el entrenador de rugbi Indalecio Freiría, Israel el Canario, responsable de la escuela de boxeo ribeirense, y Juanra Millares, experto en gimnasia acrobática.

La jornada resultó todo un éxito tanto para el centenar de participantes, aunque algunos padres se fueron para casa con agujetas después de tanto entrenamiento.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Unas olimpiadas en A Pobra donde todos resultaron ganadores