La rehabilitación de casas recupera niveles parejos a antes de la crisis

La actividad se mantiene estable con unas 70 licencias concedidas al año


Ribeira / la voz

En los últimos tiempos, sobre todo después del varapalo que supuso el fin de la burbuja inmobiliaria, siempre se ha hablado de la rehabilitación de viviendas como el salvavidas que consiguió mantener a flote a pequeñas empresas y profesionales dedicados a la construcción. Esto es así, pero este tipo de proyectos también experimentaron un bajón del que se están recuperando. No en vano, según los datos publicados a finales del año pasado -aunque corresponden al 2017- la actividad relacionada con la restauración de inmuebles está ya en unos niveles parejos a los que se registraban antes de la crisis.

Las cifras de licencias concedidas están lejos de las que se dieron en el primer lustro del nuevo milenio, una época en la que se sobrepasaban holgadamente el centenar de proyectos de rehabilitación en los municipios barbanzanos y que acabó, precisamente, con el comienzo de la recesión. Sin embargo, la evolución experimentada en los últimos ejercicios tiende claramente al alza y son en torno a 70 permisos los que se conceden cada año para la recuperación de viejas viviendas en la zona, según los datos del Ministerio de Fomento.

Esta cifra se ha alcanzado de modo gradual en los últimos años tras superar el bache que supusieron el 2013 y el 2014, ejercicios en los que la actividad tocó fondo al contabilizarse poco más de medio centenar de proyectos de rehabilitación. Desde entonces, el aumento se ha mantenido sostenido y, si se pregunta en los departamentos de Urbanismo municipales sobre la trayectoria de la actividad en los últimos meses señalan que esta tendencia se mantiene. De hecho, indican que las licencias que se solicitan son, fundamentalmente, para restaurar y apenas hay obra nueva.

Aunque las grúas para levantar bloques de viviendas han vuelto a aparecer en la comarca, la rehabilitación de inmuebles y las reformas siguen siendo la principal fuente de ingresos para el sector, como apuntan los pequeños empresarios de la construcción.

Con todo, las cifras de licencias solicitadas para este tipo de obras, pese al repunte, están muy lejos de las alcanzadas en los años dorados de la actividad, en los que se duplicaba el número de permisos actual.

Muy lejos

Los datos que publica el Ministerio de Fomento se remontan, como máximo, al 2000, ejercicio en el que se registró la mayor cifra de licencias para rehabilitación hasta la fecha, 165. Pero no fue algo excepcional, puesto que en los siguientes años se mantuvo el nivel, con 130 en el 2003 o las 142 contabilizadas en el 2006.

En cuanto a los datos más recientes de los que se dispone, Ribeira encabeza el ránking con un total de 24 permisos, seguido de los diez computados en Rianxo y en Porto do Son.

Banco de viviendas

Rianxo se encuentra a la cabeza de la comarca en cuanto a rehabilitación de viviendas, y en ello es posible que haya tenido algo que ver el banco de inmuebles creado en su día para poner en contacto a los dueños de casas antiguas interesados en venderlas y a posibles compradores. Carlos Fernández Coto, arquitecto de la ARI rianxeira, reconoce que la iniciativa funciona con las limitaciones propias del mercado, pero sí se ha logrado alguna transacción que ha acabado con la ejecución de un proyecto de restauración: «Hai rehabilitación, pero case sempre de casas propias. O mercado está como está, non hai ánimo de comprar, pero houbo xente que se apuntou e acabou mercando».

Uno de esos inmuebles que cambió de manos a través del registro de rehabilitación de Rianxo es una casa de remo situada en Rinlo, y en el banco de viviendas queda alguna más disponible. En total, en ese listado de construcciones en venta para su restauración figuran cerca de una veintena de edificaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La rehabilitación de casas recupera niveles parejos a antes de la crisis