Un miñato de Alvedro que emprendió el vuelo en Baroña

El centro educativo de O Campanario asistió a una jornada ambiental promovida por la comunidad de montes

Suelta de un ratonero en la comunidad De Montes de Baroña Suelta de un ratonero en la comunidad De Montes de Baroña

ribeira / la voz

La comunidad de montes de Baroña va más allá del aprovechamiento del terreno forestal y persigue su puesta en valor con actividades encaminadas a que «a xente entenda que o monte e os seus usos son moi variados e actúan moitos colectivos», afirma su presidente, Ovidio Queiruga. La sensibilización hay que iniciarla desde la base y, precisamente, eso ocurrió ayer con una jornada ambiental promovida por el colectivo para los alumnos de O Campanario, que pudieron hacer mil y una preguntas a técnicos de Medio Ambiente del distrito cuarto.

Los estudiantes tuvieron ocasión de conocer la actividad que desarrollan los técnicos, como el control de la flora y la fauna o de las actividades en el monte. Los chavales tuvieron ocasión de plantear todo tipo de cuestiones, y no la desaprovecharon. Se interesaron por conocer cómo cogen a los animales y también preguntaron a qué teléfono deben llamar en el caso de que encuentren algún ejemplar herido.

Sacarlo de donde molesta

La jornada comenzó con una charla y concluyó con una didáctica actividad al aire libre en la que los jóvenes pudieron adentrarse en el conocimiento de la fauna salvaje.

Proporcionado por el Centro de Recuperación de Fauna Salvaje de Oleiros, los técnicos ambientales soltaron a un miñato.

El animal tiene una particularidad, y es que había fijado su residencia en el aeropuerto de Alvedro. Esto constituía un problema porque, aunque se utilizan aves rapaces para evitar que otro tipo de pájaros acaben provocando daños en los aviones, el miñato no figura entre ellas.

El agente de Medio Ambiente explicó que fue necesario sacar al ejemplar del aeropuerto coruñés y dejarlo en libertad en un lugar bastante alejado. El motivo, impedir que dentro de unos días volviera a hacer acto de presencia en Alvedro.

Por ese motivo, aprovechando la solicitud efectuada por la comunidad de montes de Baroña para realizar una actividad ambiental, se decidió que Porto do Son era un lugar ideal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un miñato de Alvedro que emprendió el vuelo en Baroña