Cinco fiestas siguen en lucha para obtener distinciones turísticas

La Dorna y el Gran Prix de Carrilanas están a un paso del reconocimiento estatal


ribeira / la voz

Promoción gratuita y un aumento de las ayudas económicas son las grandes ventajas que lleva aparejado el ingreso en la lista de fiestas de interés turístico. Por ello es fácil de entender que los promotores de las distintas citas lúdicas que se celebran en la comarca muestren interés por entrar en esa selecta lista. El primer gran escollo que tienen que superar es tener una antigüedad de 20 años y, a partir de ahí, lo normal es que se opte a la distinción a nivel autonómico, para tratar después de dar el salto a la estatal. A día de hoy son cinco las fiestas que están inmersas en la maraña burocrática que implica la consecución de dichos sellos de calidad.

En la primera línea del frente están la Dorna de Ribeira y el Gran Prix de Carrilanas de Esteiro. Ambas son fiestas de interés turístico autonómico, pero aspiran a hacerse con el reconocimiento a nivel estatal. A las dos les queda superar un único escollo, el mismo: acreditar que la celebración ha sido difundida en una veintena de medios de ámbito nacional o internacional. Desde la Real e Ilustre Cofradía da Dorna aseguran que no está resultando una tarea fácil. En este sentido, destacaron que incluso han buscado la mediación de la mancomunidad Arousa Norte para tratar de conseguir pruebas de esos impactos mediáticos, sin tener por ahora resultado positivo alguno.

Se muestran más optimistas los promotores del Gran Prix de Esteiro, que están convencidos de que este mismo año superarán el obstáculo y la fiesta lucirá en el 2020 el distintivo estatal. Tienen previsto mejorar notablemente el programa de actividades de esta edición para que la cita despierta interés a nivel nacional e internacional, con el fin de conseguir después las pruebas de su difusión.

También As Mortaxas de A Pobra cuenta ya con el distintivo gallego y en el pasado se habló de la posibilidad de dar el salto, pero desde el gobierno local apuntan que aún no se ha dado paso alguno en este sentido.

A expensas de la Xunta

En la primera fase, la de conseguir la declaración a nivel autonómico, están inmersas en la actualidad tres citas. Una de ellas es la Feira Medieval de Noia. La Concellería de Cultura anunció hace unos días que el informe para solicitar el reconocimiento ya está concluido, por lo que en breve será trasladado al pleno para hacerlo llegar después a la Xunta.

En su día ya fue remitida la solicitud para la exaltación del percebe ribeirense, pero la respuesta del Gobierno autonómico fue negativa. La intención, según aseguraron desde el ejecutivo local, es insistir hasta lograr un reconocimiento que se considera imprescindible para la promoción de una cita que estuvo desaparecida un año, pero que resurgió con fuerza de la mano de la cofradía de Aguiño.

También ha hecho los deberes el gobierno de Porto do Son, que quiere que la exaltación del pulpo cuente con el sello de calidad. El alcalde, Luis Oujo, confía en que la respuesta afirmativa llegue en breve: «O noso porto é un referente no relativo ás capturas de polbo, por iso foi polo que se organizou esta festa, que atrae en cada edición a un bo número de veciños e de forasteiros».

En el pasado, también la patronal de Rianxo, a través del Concello, tanteó a la Xunta con el fin de que la exaltación de la xouba fuera declarada fiesta de interés turístico. La petición formulada fue rechazada y dado que la cita no se llevó a cabo el año pasado debido a la falta de cupo para capturar dicha especie, desde la asociación empresarial son partidarios de esperar a que la celebración vuelva a estar consolidad para remitir de nuevo el informe a la Xunta.

Álvaro Creo: «As bases están obsoletas e non teñen en conta os medio dixitais»

Para las grandes citas, aquellas que tienen una larga tradición y reúnen a miles de personas, es relativamente sencillo erigirse como fiesta de interés turístico gallego, pero lo complicado es dar el salto al sello de calidad a nivel estatal. Desde el Gran Prix de Carrilanas llevan varios años intentándolo y critican que las exigencias son desmesuradas, sobre todo en lo relativo a probar la difusión en una veintena de medios nacionales o internacionales: «As bases están obsoletas e non teñen en conta os medios dixitais, que cada vez teñen máis peso», denuncia el secretario de la asociación organizadora, Álvaro Creo.

Seguir leyendo

Burocracia

Es cierto que los distintivos de calidad, si realmente quieren mantener el nivel, no se pueden repartir de forma arbitraria, pero también lo es que en ocasiones hay requisitos que son más bien obstáculos insalvables. Es el caso de esas pruebas de difusión mediática. No sirven recortes de prensa o grabaciones, sino que se exigen informes firmados por las empresas. Algunas incluso cobran por emitir dichos documentos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Cinco fiestas siguen en lucha para obtener distinciones turísticas