En tres pósitos nadie se ha postulado para gobernar y todos los socios son elegibles


Mientras en algunas cofradías la cifra de aspirantes a ocupar un sillón de la junta general ronda el medio centenar, en otras se da una situación diametralmente opuesta y nadie se ha postulado como candidato a gobernar. Es el caso de los pósitos de Porto do Son, Portosín y O Pindo.

En esta situación, todos los socios son electores y elegibles, y serán los más votados los encargados de asumir las riendas de la cofradía. Esto supone que en casos como el de O Pindo ya se dé por hecho que se mantendrán al frente del cabildo las mismas personas, si bien es cierto que no hay muchas más opciones porque son diez los puestos de la junta directiva y 18 los socios que figuran en el censo definitivo.

Otro caso es el de Portosín, donde, pese a que hace un mes y medio el patrón mayor, Iván Carreño, se mostraba dispuesto a continuar en el cargo, no se han presentado candidaturas. Ocurrió lo mismo hace cuatro años, igual que en Porto do Son, donde tampoco esta vez hay quien se postule para gobernar. Tomás Fajardo afirma que no tiene intención de continuar, «pero tampouco a tiña na vez pasada e acabei de patrón maior igualmente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

En tres pósitos nadie se ha postulado para gobernar y todos los socios son elegibles