Ethel Vázquez confirma que este será el último estío con un punto negro de accidentes en Portosín

La conselleira anunció en su visita a Porto do Son la licitación de un proyecto de mejora de la seguridad vial por medio millón de euros

.

Noia / La Voz

La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, visitó ayer el municipio sonense y lo hizo con un anuncio bajo el brazo. Tras reunirse con el alcalde, Luis Oujo, explicó la licitación de un proyecto de mejora de la seguridad vial en Portosín valorado en más de medio millón de euros y que permitirá eliminar un tramo de concentración de accidentes. Ratificó además que, según los plazos previstos, este será el último verano con ese punto negro en los accesos a la localidad.

La intervención, que está previsto que comience a finales de este año, afectará a la intersección entre la AC-550, el acceso a la zona portuaria y la avenida de A Constitución, que lleva a la iglesia. En ese cruce, identificado como un punto de concentración de accidentes, se construirá una glorieta que permitirá solucionar varios problemas.

Tráfico más fluido

Para empezar, mejorará la visibilidad y la posibilidad de giro para el elevado tráfico pesado que genera el puerto de Portosín, aportando mayor seguridad; pero también permitirá descongestionar la zona y dar fluidez a la circulación, un aspecto fundamental en verano, cuando en la localidad se forma un embudo que provoca importantes retenciones de tráfico a la hora de la ida y el regreso de las playas.

El alcalde sonense, Luis Oujo, puso en valor la mejora que supondrá esta actuación, aunque no olvidó que la solución definitiva a los problemas que genera la elevada densidad del tráfico en Portosín pasa por la construcción de la demandada variante. Así se lo trasladó a la conselleira: «A actuación que se vai facer agora é moi importante, e con respecto á variante o que agardamos é que se teña en conta na planificación da Xunta para os vindeiros anos», apuntó el regidor.

Por su parte, Ethel Vázquez destacó que la intervención que va a realizarse en la intersección de la AC-550 con el acceso a la dársena de Portosín es «imprescindible» dado que el cruce se encuentra en una curva de radio reducido y con escasa visibilidad. Añadió que también se mejorará la seguridad para los viandantes al habilitarse varios pasos de peatones, ahora inexistentes, y que se aprovechará la obra para atender otras demandas, como el acondicionamiento del entorno de la iglesia, donde se habilitarán un área de ocio y aparcamientos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Ethel Vázquez confirma que este será el último estío con un punto negro de accidentes en Portosín