Una marca y un festival «made in» Porto do Son

Un antiguo estudiante del instituto sonense creó su línea de ropa a través de un proyecto realizado en el aula


Ribeira / la voz

Una de esas huellas que dejó la crisis económica en el país fue la proliferación del concepto de joven emprendedor y su traslado a las aulas de centros educativos a través de proyectos y trabajos. Pero, ¿cuántas de esas iniciativas acaban materializándose en una vertiente laboral o una propuesta comercial concreta? En el caso del IES Porto do Son sí tienen respuesta a esa pregunta, con el nombre y apellidos de Luis Pazos Vázquez, un joven que creó su propia marca de ropa, Rompiente Clothing, y el festival de cultura urbana paralelo, Rompetiño Jump, que cumplirá su tercera edición este año.

Corría el curso académico 2012/2013 cuando el docente Fernando de Castro propuso a sus pupilos de cuarto de ESO de Educación Artística realizar un proyecto de identidad de marca y márketing, acompañado de un plan empresarial. La realidad es que Luis Pazos no había sido, precisamente, el mejor modelo académico hasta ese momento. «Ese año había repetido curso», recordó el sonense, para precisar que «sinceramente, yo nunca había sido buen estudiante, pero aquel trabajo de clase me cambió la vida».

La realidad fue que Pazos inició su plan de empresa tomando como punto de partida una de sus mayores aficiones, la práctica de deportes como el skateboarding, el bodyboard o el surf, estos dos últimos tan frecuentes en su municipio natal. «Fui un autodidacta. Aprendí a usar los programas básicos de diseño en el instituto», explicó el fundador de Rompiente Clothing sobre la creación del logotipo, el estudio de mercado y los diseños de las prendas. En aquel momento se ganó una buena nota, pero Pazos desconocía hasta dónde llegaría su idea.

La expansión

Pasó el verano y comenzó el nuevo curso, y el estudiante se decidió a crear una tirada de diez camisetas -la ilustración era un primate con la leyenda «Mono for surfing»- «y me volaron». Se animó a doblar la tanda y la demanda se duplicó con ella, hasta llegar al punto de que por los pasillos del centro educativo y el pueblo empezaban a verse con frecuencia sus creaciones.

«Comencé a buscarme la vida y encontré un taller en Noia donde me dejaban pedir tiradas pequeñas», comentó Pazos, que, conocedor de la importancia de las redes sociales, empezó a darles visibilidad en Instagram y a través de la página web de distribución que creó. Actualmente, la marca cuenta con un catálogo de 30 prendas, sin contar complementos como gorras. Pero, ¿dónde está Luis Pazos ahora? La creación de Rompiente Clothing le despejó todas las dudas sobre cómo tejer su futuro y, hoy en día, es estudiante, en A Coruña, de la prestigiosa Escuela de Diseño y Moda Goymar, con sedes a lo largo de todo el país y que otorga una titulación homologada a nivel europeo.

La brigada y el festival

«Vía que xente con talento podía quedar atrás pola desmotivación, pero a proba é que un rapaz de 16 anos converteu o seu soño en realidade», indicó el profesor Fernando de Castro, para destacar el papel que jugaron el resto de los jóvenes en el nacimiento del festival Rompetiño Jump.

La brigada, como se denominan, fue un pilar vital -y ejemplo de trabajo en equipo- de compañeros que no dudaron en sumarse a la organización de un festival que recuperó el extinto descenso en BMX de la localidad y que acercó la cultura urbana a través del breakdance y el rap a Porto do Son. Quizás el secreto de Pazos no difiera tanto del de cualquier otro negocio. Apostar por lo que uno ama y domina y rodearse de gente con ganas e ilusión. El resto son solo trabajos que se quedan sobre el pupitre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Una marca y un festival «made in» Porto do Son