Otros cinco concellos quieren que el Sergas asuma sus centros de salud

PORTO DO SON

MARCOS CREO

Supodría un ahorro de unos 300.000 euros para las arcas de Boiro, Rianxo, A Pobra, Porto do Son, Carnota y Mazaricos

16 mar 2017 . Actualizado a las 14:37 h.

El Concello de Boiro se ahorrará unos 142.000 euros cada año tras firmar el martes un convenio con el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez, para que el Sergas se haga cargo, a partir de ahora, de los gastos corrientes que genera el centro de salud, carga que hasta ahora asumían las arcas locales. En esta misma situación se encuentran otros cuatro ayuntamientos (Rianxo, A Pobra, Porto do Son, Carnota y Mazaricos), que reclaman a la Xunta que financie también el coste que les generan sus respectivas instalaciones sanitarias. El ahorro que esto supondría para la gestión local es de 300.000 euros anuales, cifra que hasta ahora se venía invirtiendo en arreglos, nóminas para la limpieza y conserjería y facturas de agua, luz o calefacción.

Boiro, de todos los términos citados, es el que más gasta en el mantenimiento de los centros de salud. Ni siquiera Porto do Son, en donde el traspaso afectaría a tres edificios (Portosín, Xuño y O Son) supera el caso boirense. Los regidores afectados aseguran que se trata de una partida anual que acaba haciendo mella en la gestión municipal. «Estamos nunha lista que vai correndo e espero que nos toque canto antes, porque será unha carga menos á que facer fronte», subrayó el regidor sonense, Luis Oujo, cuyo gobierno se deja unos 60.000 euros cada año en un ámbito que considera de competencia autonómica.

En el caso de Carnota, son dos los centros de salud que están pendientes de traspaso al Sergas. El mandatario, Ramón Noceda, es optimista sobre el que da servicio en la villa: «Conto con que se faga este mesmo ano, só queda cambiar a cualificación». De distinta forma ve la situación de las instalaciones de O Pindo: «Vai ser case imposible porque hai un problema burocrático. A propiedade do terreo era do Concello e entregouse para facer o equipamento, pero non se recibiu», explica.