Un matrimonio de 89 y 71 años muere al chocar contra un camión de bombonas

La nieta de la pareja, que viajaba en el coche, está grave y fue trasladada a Santiago


La muerte en un accidente de tráfico ayer por la tarde del matrimonio de Porto do Son formado por María Manuela Ventoso Fernández, de 71 años, y Manuel Martínez Martínez, de 89, provocó un sentimiento de duelo generalizado entre la población de este municipio costero, más acostumbrada a velar muertes ocurridas en el mar que sobre el asfalto. El siniestro tuvo lugar poco antes de las 17.55 horas en la AC-550, a su paso por el acceso a la villa que discurre junto a la iglesia parroquial.

Un camión de reparto de bombonas de butano, que circulaba en dirección a Noia, chocó contra el Fiat Panda en el que viajaba la pareja con su nieta, y que en ese momento se incorporaba a la AC-550 desde un cruce por el que se llega a su casa, en la aldea de Laranga, a unos dos kilómetros. Un portavoz del operativo de seguridad explicó que el conductor del camión intentó, sin éxito, esquivar el utilitario y acabó chocando contra él y contra un Opel Astra que circulaba por el carril contrario.

La nieta del matrimonio, de 17 años, acompañaba a sus abuelos en la parte trasera del coche cuando tuvo lugar el trágico accidente. Ella, además de sufrir una crisis nerviosa, resultó herida grave y tuvo que ser atendida en el mismo lugar del accidente mientras no llegaba el helicóptero que la trasladó a un complejo sanitario de Santiago. El conductor del camión de reparto, que según parece es de Ribeira, y el del Opel Astra, que es de Xuño, parroquia de Porto do Son, no necesitaron asistencia médica y permanecieron en el lugar del siniestro varias horas. En el dispositivo de seguridad explicaban que la fuerza con la que impactó el camión contra el Seat Panda fue tan grande que este turismo de dimensiones reducidas acabó irreconocible en su parte frontal y en un lateral.

Carretera secundaria

Tráfico, dadas las retenciones que se formaban en ese acceso a Porto do Son, ordenó desviar el tránsito de coches por un vial secundario que atraviesa la misma aldea de Laranga, en la que residía el matrimonio que perdió la vida. Mientras, en la carretera AC-550, los equipos de emergencias trabajaban a destajo para restablecer la normalidad, recoger las varias decenas de bombonas que salpicaban la calzada y, con la ayuda de una grúa, retirar los coches accidentados. El operativo se dio por finalizado poco después de las nueve de la noche, a la vez que se restablecía la circulación rodada en este concurrido vial que comunica las poblaciones de Porto do Son y Noia.

Bomberos de Ribeira y de Boiro, Policía Local y Protección Civil de Porto do Son, Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y el 061 participaron en un completo dispositivo de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
36 votos
Comentarios

Un matrimonio de 89 y 71 años muere al chocar contra un camión de bombonas