Tala de pinos y siembra de hierba, primeros pasos para regenerar los montes sonenses

Veinte hectáreas de terreno se cerrarán como zona de pasto para las reses mostrencas


Ribeira / la voz

De forma conjunta, comunidades de montes, ganaderos, apicultores, cazadores y Administración han comenzado a sentar las bases para la recuperación de la superficie forestal e infraestructuras que resultaron dañadas en el devastador incendio que, la pasada semana, se llevó por delante mil hectáreas de terreno en Porto do Son. A última hora de la tarde del martes, el regidor, Luis Oujo, se reunió con los afectados para definir las medidas más urgentes de actuación, que ayer fueron trasladadas a la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez. Tres serán los pilares sobre los que se asentarán los primeros trabajos: el cierre de veinte hectáreas de terreno en la franja que sobrevivió a las llamas para reagrupar a las reses mostrencas, la tala de los pinos quemados y la siembra de hierba para crear áreas de pastoreo.

La nueva zona destinada al ganado será un cercado de 2,5 kilómetros en el que se emplearán postes metálicos, en lugar de los de madera que había hasta ahora. Asimismo, los ganaderos demandaron ayudas para la adquisición de unos 300 kilogramos diarios de hierba y alpaca para alimentar a los animales, por lo menos hasta que llegue la primavera y el terreno comience a dar muestras de recuperación.

Durante la reunión se puso de manifiesto que, en algunos lugares, el fuego pasó tan rápido que no quemó las raíces de los árboles, por lo que el terreno no resultó demasiado dañado. Sí se vio muy afectado en otros puntos, en los que, según explicó Luis Oujo, se harán siembras de hierba para crear zonas de pastoreo.

Pensando en la llegada de la época de lluvias y en la erosión que puede sufrir la tierra sin vegetación por el arrastre del agua, los comuneros plantearon la conveniencia de talar los pinos quemados y utilizarlos como elemento de contención en las laderas del monte.

Por su parte, los cazadores reclamaron una ayuda porque habían repoblado con perdiz y conejo los montes para la campaña de caza y buena parte de los animales sucumbieron ante la acción del fuego.

Los apicultores

También mereció especial atención la incidencia que las llamas tuvieron en las colmenas y el favorable impacto polinizador de las abejas. Por eso, se acometerán medidas concretas para velar por la subsistencia de los panales y para adecuar aquellos que se hayan visto afectados. También se sustituirán los que lo necesiten y se proveerán de alimentos en caso de ser preciso.

La conselleira también recalcó que se llevarán a cabo trabajos de mejora de la red de drenaje, se harán labores de control y acondicionamiento en los cursos de agua y limpieza de cunetas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Tala de pinos y siembra de hierba, primeros pasos para regenerar los montes sonenses