Los esfuerzos se centran en intentar evitar que la parroquia de Oleiros sea pasto de las llamas

Los equipos de emergencias señalan que el cámping está seguro por ahora


El incendio que desde hace 24 horas afecta al municipio de Porto do Son continúa sin estabilizarse y avanza hacia la parroquia de Oleiros, en el vecino municipio de Ribeira. Los servicios de reemplazo de las cuadrillas de extinción  y de la Policía Autonómica ya están sobre el terreno para sustituir a las brigadas de lucha contra el fuego que trabajan sin cesar desde ayer por la tarde. Los esfuerzos se centran ahora en evitar que el fuego acabe calcinando Oleiros. Por el momento se está consiguiendo frenar el avance de las llamas, aunque se decidió desalojar el cámping, aunque diversas fuentes confirmaron que varias de las personas alojadas en el mismo han decidido marcharse. También en la localidad de Balteiro, los vecinos están con el alma en un puño, aunque el fuego, por ahora, se mantiene lejos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los esfuerzos se centran en intentar evitar que la parroquia de Oleiros sea pasto de las llamas