La marcha de dos socorristas deja a Porto do Son solo con uno

Hasta ahora, los vigilantes se encargaban del control en Río Sieira


Ribeira / La Voz

Muy difícil lo está teniendo el Concello sonense, pese a los esfuerzos realizados, para cubrir con servicio de vigilancia sus principales playas. De los tres socorristas con los que contaba se ha quedado solo con uno, ya que los otros renunciaron a continuar. Ante esta situación, el ejecutivo ha decidido que el único profesional disponible desarrolle su actividad en el arenal de Caveiro.

Desde el Concello explicaron que esta playa dispone de una silla de baño para personas con movilidad reducida y que hay solicitudes para utilizarla, por lo que el socorrista podrá ocuparse de ayudar a los usuarios.

Hasta ahora, los vigilantes se encargaban del control en Río Sieira, que es uno de los arenales peligrosos con los que cuenta el término. El Ayuntamiento ha efectuado diversas convocatorias para contratar socorristas, pero hasta el momento está teniendo muchas dificultades. Su previsión inicial era tener unos 15.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La marcha de dos socorristas deja a Porto do Son solo con uno