Galopando alcanzaron la cima

La amazona ganó el Raid Internacional de Xinzo y el corcel se clasificó con Colombia para disputar el Campeonato del Mundo


Carmen Fernández (Porto do Son, 1991) montó a caballo por primera vez siendo una cría. La velocidad, el viento rozándole la tez, y ese vínculo que creó con cada corcel, la ató como un embrujo al mundo de la hípica. Confiesa que lo dejó durante una larga temporada «por motivos da vida» y volvió hace tres años para recuperar el tiempo perdido. Se puso en las manos de David Gaciño, quien le descubrió el mundo del raid, modalidad de larga distancia donde se mide la velocidad, habilidad y resistencia física del caballo y la amazona. El pasado sábado venció en el Torneo Internacional de Xinzo de Limia, donde se midió a jinetes llegados de Dubai y Emiratos Árabes, referentes mundiales.

Recuerda vivamente las sensaciones que vivió a lomos del pura sangre árabe Haliak LB: «Pedíame que gañásemos. Transmitiume que quería correr. É algo que tes que sentir». La cabeza de la carrera se les escapó. Intentaron echarle el lazo en la segunda fase, pero les fue imposible: «Na terceira saín a por todas. Era todo ou nada e apostei polo todo». Ella hablaba con el corcel, intentando que cogiese velocidad: «Sabía que lle estaba falando, intentaba motivalo e mentres o facía íame motivando a min mesma».

Saborear la gloria

En la última asistencia pasó a sus rivales y comenzaron a galopar solos para llegar a la meta: «Haliak axudoume en todo momento, el tamén quería gañar. Sen el non faría nada, é un auténtico campión». Recorrieron los 80 kilómetros en algo más de tres horas y media, con una velocidad media de 25 kilómetros por hora, y con picos que superaron los 30. «Foi unha carreira incrible, de moita calor. Fixo unha terceira fase espectacular e terminou sacándolle dous quilómetros ao segundo», asegura su entrenador, David Gaciño, propietario del Centro Hípico Montemuíño.

El técnico se encargó de asesor a la amazona durante toda la prueba, que siguió metro a metro. «O cabalo é de Óscar Fontao e quería que fose Carmen quen correse esta proba con Haliak, é unha gran amazona e demostrouno en Xinzo, ante algúns dos mellores equinos de todo o país». Fernández, que confió desde el primer momento en la remontada, reconoce que gran parte de la victoria estuvo en la suerte de poder contar con su maestro durante el transcurso de la competición.

La jinete sonense confiesa que la mueve un hambre voraz que la obliga a seguir recogiendo éxitos. Afirma que hay una palabra que la define a la perfección y que la sigue atrapando a este mundo, victoria: «Gustaríame seguir crecendo pouco a pouco e comezar a competir en probas de maior categoría, como as de 120 quilómetros e incluso un Campionato do Mundo».

La historia de Zoco

Zoco, un ejemplar de shagya húngaro, es uno de los nombres propios del Centro Hípico Montemuíño. El corcel, que llegó a Porto do Son con seis años, se clasificó el pasado mes de julio para el Campeonato del Mundo bajo la dirección del colombiano Mauricio Gaitán, jockey que se puso en contacto con David Gaciño para poder conseguir un caballo con el que competir en la prueba clasificatoria que se celebró en Lisboa: «Era de 160 quilómetros, xa que a distancia ten que ser igual que a do Mundial. Os colombianos puxéronse en contacto con nós, porque é moi complicado trasladar aos cabalos dende o seu país. O normal é que revisen o listado internacional e que intenten alugalo para a proba, como fixeron».

Gaciño viajó con la comitiva latinoamericana para seguir de primera mano el devenir de la competición: «É fundamental que o adestrador do cabalo se atope na carreira. Tes que dar asistencia, son xinetes profesionais, pero non coñecen aos cabalos ao 100%». Bajo la dirección del sonense, y con el trabajo de Gaitán, lograron la clasificación.

La cita mundial será el 17 de septiembre en Samorín, Eslovaquia. Zoco partirá el día 10 en un transporte especial, mientras que Gaciño viajará en avión. Al llegar, trabajarán una semana para que el corcel se adapte a las condiciones climatológicas. «Será o primeiro cabalo galego que participará en dúas probas do Campionato do Mundo. O noso obxectivo é acabar a proba. Participarán 200 xinetes, pero é unha competición complicada. Creo que só 30 ou 40 rematarán, creemos que o podemos conseguir. Zoco está preparado».

Cinco jinetes con los que competir

Carmen Fernández, María Cardeso, Carlos Seráns, Nancy García y David Gaciño conforman el CHM Endurance, equipo de competición que creó el propio Gaciño para explotar el talento competitivo en la comarca barbanzana. Vecinos de la zona, los cinco realizan pruebas de nivel autonómico, estatal e internacional.

Entrenan en el Centro Hípico Montemuíño, donde buscan mejorar paso a paso. Tendrán un verano ajetreado, asegura el técnico sonense. Competirán en Vitoria, Mazaricos, Cantabria y Francia, además del ya citado Campeonato del Mundo de Eslovaquia.

Carmen Fernández baja dos o tres días por semana para ejercitarse. Sale a correr con los caballos por los montes sonenses antes de regresar al centro. «Non necesito ir ao ximnasio, a cuadra é mellor. Ter que mover a carretilla é máis útil que estar encerrado nunha habitación pechada», afirma entre risas.

Su pasión por este mundo ha hecho que se haya convertido en su profesión. Desde hace nueve meses se encarga de coordinar la sección ecuestre del centro de Proxecto Hombre Galicia, en Cernadas: «É clave para que os pacientes gañen autoestima».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Galopando alcanzaron la cima