Galopando alcanzaron la cima

PORTO DO SON

CARMELA QUEIJEIRO

La amazona ganó el Raid Internacional de Xinzo y el corcel se clasificó con Colombia para disputar el Campeonato del Mundo

20 jul 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Carmen Fernández (Porto do Son, 1991) montó a caballo por primera vez siendo una cría. La velocidad, el viento rozándole la tez, y ese vínculo que creó con cada corcel, la ató como un embrujo al mundo de la hípica. Confiesa que lo dejó durante una larga temporada «por motivos da vida» y volvió hace tres años para recuperar el tiempo perdido. Se puso en las manos de David Gaciño, quien le descubrió el mundo del raid, modalidad de larga distancia donde se mide la velocidad, habilidad y resistencia física del caballo y la amazona. El pasado sábado venció en el Torneo Internacional de Xinzo de Limia, donde se midió a jinetes llegados de Dubai y Emiratos Árabes, referentes mundiales.

Recuerda vivamente las sensaciones que vivió a lomos del pura sangre árabe Haliak LB: «Pedíame que gañásemos. Transmitiume que quería correr. É algo que tes que sentir». La cabeza de la carrera se les escapó. Intentaron echarle el lazo en la segunda fase, pero les fue imposible: «Na terceira saín a por todas. Era todo ou nada e apostei polo todo». Ella hablaba con el corcel, intentando que cogiese velocidad: «Sabía que lle estaba falando, intentaba motivalo e mentres o facía íame motivando a min mesma».

Saborear la gloria

En la última asistencia pasó a sus rivales y comenzaron a galopar solos para llegar a la meta: «Haliak axudoume en todo momento, el tamén quería gañar. Sen el non faría nada, é un auténtico campión». Recorrieron los 80 kilómetros en algo más de tres horas y media, con una velocidad media de 25 kilómetros por hora, y con picos que superaron los 30. «Foi unha carreira incrible, de moita calor. Fixo unha terceira fase espectacular e terminou sacándolle dous quilómetros ao segundo», asegura su entrenador, David Gaciño, propietario del Centro Hípico Montemuíño.