La apertura de la piscina crispó los ánimos en el pleno sonense

El ejecutivo aprobó en solitario las tarifas del servicio


Tres horas y media dan para mucho. Y más en un pleno en Porto do Son. Una vez más, los concejales del grupo del gobierno y de la oposición se enzarzaron en peleas dialécticas que no llevaban a ninguna parte. La piscina fue la protagonista de la sesión sin quererlo. Los reproches sobre su gestión fueron continuos con salidas de tono incluidas.

El recinto deportivo está listo para utilizar. Lleva dos meses de puertas abiertas con la finalidad de que los vecinos lo prueben y lo conozcan. La intención es que los usuarios comiencen a sacar los correspondientes bonos.

Con los votos a favor del equipo de gobierno se sacó adelante el primero de los tres puntos relacionados con la piscina. Era el referente a la prestación del servicio público del recinto. Las hostilidades ya se desataron en las primeras intervenciones. La oposición pidió que fuese de gestión pública, ya que el personal será de una empresa externa.

La nacionalista Ánxela Franco metió la primera puya: «Xa sabemos quen vai traballar aí. Xente ligada ao PP que participou na campaña electoral».

La portavoz del ejecutivo, María Maneiro, comentó que la gestión iba a ser municipal, excepto en la contratación del personal. El mandatario señaló que la piscina está abierta y la gente «está contenta co servizo».

Más competitivas

A continuación se trató la ordenanza que regula los precios del recinto. Los independientes señalaron que las tarifas son más caras que en municipios limítrofes, por lo que pidió que se revisen y sean mas competitivas.

Los nacionalistas exigieron reducciones para parados y familias de las zonas rurales. Por su parte, María Maneiro dijo que la intención era poner en marcha el servicio y que tenga el menor déficit posible. Destacó que en dos meses ya captaron unos cien usuarios. La iniciativa salió adelante con los votos del PP.

Otro punto caliente fue el relativo a una moción presentada por el equipo de fútbol Goiáns para que se dote de hierba artificial al campo de Trapa. Los tres grupos de la oposición se volcaron en la iniciativa, pero desde el ejecutivo se explicó que se abstenían porque el Concello «non está nestes momentos en condicións de facer un campo de fútbol». Eso sí, comentaron que la intención es hacer dos «cando se poida», uno en la zona norte y otro en la sur del municipio.

La socialista Josefa Hermo defendió una iniciativa para que se rehabilitasen o se tirasen las unitarias de San Pedro de Muro. Los ediles se reunirán para estudiar lo que hacen al respecto.

El pleno acordó declarar días festivos para el próximo año el 28 de febrero y el 8 de septiembre. Por último, Asunción Torres fue expulsada tras un duro enfrentamiento verbal con el alcalde, Luis Oujo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La apertura de la piscina crispó los ánimos en el pleno sonense