Mariño reclama la retirada de sus piezas del museo Marea

M. X. Blanco RIBEIRA / LA VOZ

PORTO DO SON

CARMELA QUEIJEIRO

Dice que el edificio presenta deficiencias que hacen peligrar los fondos

23 ene 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Decepcionado y resignado. Así dice sentirse Manuel Mariño del Río, el impulsor del museo Marea que el 21 de diciembre se inauguró en Porto do Son y este mismo lunes abrió sus puertas. El Concello decidió poner los fondos que allí se cobijan a disposición del público sin el consentimiento del historiador, que incluso ha presentado una reclamación para retirar, «no menor espazo de tempo posible», sus piezas de dicha sala.

Al parecer, fueron las diferencias existentes entre el ejecutivo sonense y Mariño del Río las que retrasaron la apertura del museo. De hecho, el historiador ya solicitó la devolución de estos fondos el pasado día 9. Entonces, presentó un escrito en el registro del Concello avalado por un informe en el que se hace referencia a las supuestas deficiencias que presenta la sala y que, a su entender, «impiden o bo funcionamento e o cumprimento de obxectivos que se pretenden do Marea».

La guerra abierta en torno al museo que pretendía ser un referente a nivel etnográfico tiene más visos de recrudecerse que de apaciguarse, por lo menos a corto plazo, puesto que las posturas están totalmente enfrentadas. Mientras Mariño sostiene que la práctica totalidad de las piezas que se exhiben en el Marea son de su propiedad, el regidor sonense, Luis Oujo, asegura lo contrario: «Proceden todas de outro museo, que xa estaba instalado nun edificio municipal, e moita xente cedeullas a esta sala, non a Mariño, polo que o normal é que pasen todas a formar parte do novo espazo».