Mariño reclama la retirada de sus piezas del museo Marea

Dice que el edificio presenta deficiencias que hacen peligrar los fondos


Ribeira / La Voz

Decepcionado y resignado. Así dice sentirse Manuel Mariño del Río, el impulsor del museo Marea que el 21 de diciembre se inauguró en Porto do Son y este mismo lunes abrió sus puertas. El Concello decidió poner los fondos que allí se cobijan a disposición del público sin el consentimiento del historiador, que incluso ha presentado una reclamación para retirar, «no menor espazo de tempo posible», sus piezas de dicha sala.

Al parecer, fueron las diferencias existentes entre el ejecutivo sonense y Mariño del Río las que retrasaron la apertura del museo. De hecho, el historiador ya solicitó la devolución de estos fondos el pasado día 9. Entonces, presentó un escrito en el registro del Concello avalado por un informe en el que se hace referencia a las supuestas deficiencias que presenta la sala y que, a su entender, «impiden o bo funcionamento e o cumprimento de obxectivos que se pretenden do Marea».

La guerra abierta en torno al museo que pretendía ser un referente a nivel etnográfico tiene más visos de recrudecerse que de apaciguarse, por lo menos a corto plazo, puesto que las posturas están totalmente enfrentadas. Mientras Mariño sostiene que la práctica totalidad de las piezas que se exhiben en el Marea son de su propiedad, el regidor sonense, Luis Oujo, asegura lo contrario: «Proceden todas de outro museo, que xa estaba instalado nun edificio municipal, e moita xente cedeullas a esta sala, non a Mariño, polo que o normal é que pasen todas a formar parte do novo espazo».

Titularidad de los fondos

Por su parte, el historiador argumenta ser el impulsor de aquel primer museo, al que trasladó los objetos que fue reuniendo con el paso de los años y que, inicialmente, permanecieron expuestos en un inmueble de su propiedad y en otro que le cedieron: «As pezas auténticas, as que teñen valor etnográfico, son todas miñas excepto dúas, que me foron cedidas e que serán os seus donos os que decidan se queren que permanezan no Marea ou non».

Ante estas afirmaciones, el regidor ha señalado que permitirá la retirada de aquellas piezas cuya titularidad sea acreditada por Mariño del Río. Está convencido de que será una mínima parte: «O museo non vai perder a súa esencia, nin vai deixar de ser museo sen os seus fondos».

En medio de esta ardua polémica, el Marea se puso en marcha con unas jornadas de puertas abiertas que se prolongarán hasta el 10 de febrero. Durante este período, los vecinos tendrán ocasión de acceder gratuitamente al interior de la sala. A partir de dicha fecha, será necesario pagar entrada para visitar el museo. La tasa será de tres euros, aunque habrá descuentos para grupos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Mariño reclama la retirada de sus piezas del museo Marea