La nómina negra de A Sagrada

María Hermida
maría hermida RIBEIRA / LA VOZ

PORTO DO SON

CARMELA QUEIJEIRO

Las rocas cercanas al muelle ya destrozaron varias embarcaciones

13 abr 2012 . Actualizado a las 07:00 h.

En todos los pueblos marineros hay un cuaderno de bitácora con páginas negras; responden a las desgracias en la faena que van quedando en el recuerdo de todos. Y Porto do Son, lógicamente, no es una excepción. Anteayer, a cuenta del accidente que tuvieron los tripulantes del barco noiés Mar de Dios, los ojos de muchos vecinos miraban hacia el entorno del siniestro, A Sagrada, a escasos metros del muelle sonense. ¿Es una zona complicada, especialmente peligrosa? La gente del mar sonense dice que «non é nin boa nin mala, todo depende do que pase». Y explican lo que quieren decir con sus palabras.

Para empezar, hay que decir que A Sagrada es un sitio bien conocido por los marineros sonenses. Se trata de un pasaje habitual hacia el muelle sonense. De hecho, si uno se sitúa en la capilla de A Atalaia podrá ver navegar por ahí a decenas de embarcaciones camino del puerto. Por tanto, puede decirse que todos conocen bien sus numerosas rocas; lo escarpado de su costa y cómo sopla ahí el llamado «vento de fora».

¿Qué tiene de complicado? Que, en cuanto sopla el viento, según dicen fuentes autorizadas del mundo del mar, es muy fácil que el barco acabe en tierra. «Estás moi enriba da costa, e con calquera golpe vas á terra; non hai moita escapatoria, é unha zona bastante brava», señalaba ayer un armador.