Deolinda Gómez: Casi nueve décadas de la historia de Outes encerradas en una botica

La farmacéutica recopila en un libro anécdotas y recuerdos que atesora el negocio


outes / corresponsal

Hay lugares en los que se percibe un aura especial, una atmósfera impregnada de años de pequeños y grandes relatos. Si las paredes de la farmacia de Deolinda Gómez Molinos tuvieran voz cantarían una oda a todo un pueblo, pues parte de la historia de Outes reside en esta botica que cuenta ya con 87 años de vida. Ella es la segunda de tres generaciones al frente de la farmacia fundada por su padre, Juan Gómez Barreño, en el año 1934.

Dio sus primeros pasos como farmacéutica en Valladolid, aunque volvió a la comarca años después para ejercer como inspectora sanitaria en Outes, Noia o Lousame. Finalmente, se incorporó a la farmacia familiar formando equipo con su padre. Desde el 2015 es su hijo, Miguel Ángel Marañón, quien lleva las riendas del negocio familiar. Por su parte, Deolinda Gómez encontró en el retiro el tiempo para dedicarse a las actividades que le gustan. La escritura es una de sus mayores aficiones y la que más satisfacción le está aportando, pues tal y como reconoce, familiares y amigos la felicitan constantemente por sus textos. No es de extrañar, entonces, que le lluevan las ofertas de colaboración para escribir en la revista que la Asociación Cultural Terra de Outes edita trimestralmente sobre la historia no oficial de Outes y sus gentes.

Preciados tesoros

Dar a conocer la historia de la farmacia fue uno de los motivos que impulsaron a Deolinda a poner sobre el papel la memoria del local, así como preservar el recuerdo de años de trabajo dentro del ámbito familiar, tal y como reconoce: «Lo que me llevó a esto es que mi descendencia sepa cómo éramos y les quede un recuerdo de la historia de la farmacia». No en vano, la botica figura en el ránking de España de farmacias con historia gracias a los múltiples objetos antiguos que atesora, desde una impresionante estantería de madera tallada a mano por un ebanista de Outes hasta una caja registradora del siglo XIX, pasando por el mítico banco de madera donde padre e hija charlaban con las personas que acudían a buscar remedio a sus dolencias: «Siempre tratamos de estar al servicio del pueblo».

Y es que, tanto Juan Gómez como la propia Deolinda, conservaron anécdotas a lo largo de los años que ilustran una parte de la historia del municipio y de sus gentes. «Siempre me gustó escuchar lo que contaba mi padre», a quien describe como «mi compañero de fatigas», después de pasar muchos años mano a mano tras el mostrador de la botica. Desde atajar dolencias comunes hasta obrar auténticos milagros, las historias de la boticaria está recogiendo giran en torno al saber adquirido por su padre tras su paso por la farmacia militar en plena guerra, conocimientos que no cayeron en saco roto, puesto que su hija conserva el vademécum donde anotaba las fórmulas magistrales que iba creando.

Orgullo outiense

Con unos inicios duros, Juan Gómez comenzó invirtiendo mucho tiempo en el diseño del local y de los elementos que lo decoran. «Hay que poner una primera piedra, y esta la puso mi padre», afirma Deolinda Gómez. Así lo atestiguan, por ejemplo, los 43 botámenes que adornan la estantería fabricada con la madera de su tío y que acapara la atención de quien entra en la botica. Uno de esos botes, hechos de cerámica celta y pintados en Pontecesures, formó parte de la exposición conmemorativa del 150 aniversario de la Facultade de Farmacia. «Fue una alegría y un orgullo ver un tarro de Outes al lado de Bescansa», comenta.

Los años de arduo trabajo tuvieron sus frutos con sendos reconocimientos, entre los que destacan el Dolmen de Ouro otorgado en el año 2007 por la Federación de Empresarios do Barbanza como homenaje a su trayectoria, una carrera que la propia Deolinda relaciona con su profundo amor por Outes y sus vecinos, con los que quiere compartir la historia de toda una vida en la rebotica a través de un libro al que le está dando forma.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Deolinda Gómez: Casi nueve décadas de la historia de Outes encerradas en una botica