Rutas para disfrutar de la naturaleza

El Concello outiense acondicionó tres senderos que recorren zonas de gran valor paisajístico


Outes / Corresponsal

Las vacaciones de Navidad son una gran ocasión para descansar, tomar contacto con la naturaleza y desconectar de la tediosa rutina, una escapada especialmente importante en tiempos de pandemia, en los que se buscan zonas que permitan respirar aire fresco y escapar de los cierres perimetrales. En este contexto, Outes se erige como una de las alternativas en la comarca de Barbanza. Recientemente, el Concello puso a punto y señalizó tres rutas de senderismo que discurren por zonas de gran valor patrimonial y paisajístico. El proyecto que contó con la financiación de la Xunta de Galicia y del propio Ayuntamiento.

Desde la zona de O Freixo parte una de las rutas, que ofrece variedad de entornos naturales y elementos patrimoniales de interés en un recorrido circular de 26,8 kilómetros. La subida al monte Tremuzo no es sencilla, pero por el camino permite admirar restos que cuentan la historia de la zona, como la iglesia de San Xoán de Sabardes, la fuente milagrosa de San Bieito y las ruinas de la antigua capilla.

Ascendiendo por la carretera principal, un desvío a la derecha lleva a los petroglifos de Fontemoureira. Ya en la cima, donde existe un punto geodésico, es posible admirar la ría de Muros y Noia en todo su esplendor, así como contemplar las enormes extensiones de los municipios interiores que lindan con Outes. La cosa no termina aquí, y la ruta continúa por la aldea de Outón, muy próxima al Cristo dos Pombeiros.

Carpintería de ribera

Desde Cruceiro de Roo el camino prosigue por Rates y baja hasta Punta Lancaño, donde unos metros después enlaza con la ruta verde de O Albán, que pasa por Albeida y baja hasta el área recreativa de O Requeixo, donde se une a la senda de Broña. Desde el arenal, el camino continúa bordeando la costa hasta O Freixo, permitiendo admirar los restos de las antiguas carpinterías de ribera que dan nombre al sendero, perfecto para conocer los antiguos oficios del mar de Outes.

Pontenafonso es uno de los enclaves más hermosos del municipio y da inicio a otra de las rutas de senderismo recientemente señalizadas, esta vez vinculada al río Tambre. Con una distancia de 18,5 kilómetros, el trazado parte de la localidad del mismo nombre y pasa por la aldea de Cando tras cruzar el río Doas por la Ponte dos Arados.

En la aldea, comienza la subida al monte Castelo, desde cuya cima se puede admirar todo el esplendor de la desembocadura del Tambre, así como los tres puentes que se erigen sobre su cauce, y visitar la Pedra Serpal, todo un icono de la zona.

La bajada transcurre por la carretera que une los lugares de Cando e Ínsua para posteriormente desviarse por un camino que conduce a la central hidroeléctrica del Tambre. Desde allí, el caminante puede volver sobre sus pasos para coger un desvío hasta el Pazo do Tambre, otro de los enclaves emblemáticos de esta zona del municipio.

Itinerarios. El monte Tremuzo, las antiguas carpinterías de ribera, Pontenafonso y el río Tambre son los puntos de interés de los senderos.

Presupuesto. El Concello contó con la colaboración de la Xunta para financiar este proyecto turístico que busca la desestacionalización.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rutas para disfrutar de la naturaleza