Domingo Martínez, O Campaneiro: El taxista que se ganó su banda sonora

Pibe Canguro homenajea en su último trabajo a Domingo Martínez, O Campaneiro


outes / corresponsal

Recuerde por un momento la vida antes de la pandemia. Podría estar en el ecuador de sus 20, o incluso próximo a los 40. Noche de copas en el municipio vecino y hay que regresar a casa. Si usted está en este grupo, con total probabilidad ha considerado llamar a un taxi para volver al hogar. Si además es de la zona de Outes, Noia o Lousame, seguramente un nombre le esté rondando por la cabeza: Campa.

En este supuesto se han visto en alguna que otra ocasión los componentes de Pibe Canguro. El grupo, con sede en Santiago, cuenta con tres vecinos de Barbanza que son buenos conocedores de que Domingo Martínez, O Campaneiro, es una apuesta segura para volver a casa. Simón Mato (Outes), Diego Arufe (Lousame), Carlos Nieto (Outes) y Agustín Iralde (Ordes) cosecharon un gran éxito en las redes sociales tras la publicación de su último LP, Son quinse neno, en el que rinden homenaje al taxista outiense. «Escribirlle unha canción ao Campa leva estando na nosa cabeza de sempre. É unha figura bastante entrañable e que forma parte de toda a xuventude de Outes», comenta Nieto. Por su parte, Mato apunta: «Sabiamos que á xente de aquí lle ía gustar».

El éxito se vio reflejado en las redes sociales, y aunque en Spotify las reproducciones de su LP son prácticamente idénticas, la diferencia ganó enteros en YouTube. «As outras cancións tiñan 100 reproducións e Campa, 500. Unha loucura, no primeiro día xa tiña 250», explica Arufe.

Los primeros pasos de la formación tuvieron lugar en septiembre del 2019. Tal y como explica Diego Arufe, la idea de montar un grupo ya había rondado la cabeza de la pandilla de amigos, y fue en el bar compostelano Avante donde germinó del todo: «Puxeron música a tope e soou unha canción de Terbutalina e dixemos que había que quedar para facer cousas desas».

Influencias variadas

En esa misma semana, comentan, reclutaron al ordense Agustín Iralde a los mandos de la batería, quedando configurada la formación actual. Los muradanos Terbutalina son una de las principales referencias de Pibe Canguro, cuyos temas tienen una marcada base punk y una temática en sus composiciones muy arraigada a la idiosincrasia de la zona. Con todo, las diversas influencias musicales de cada miembro de la banda son las que impregnan las melodías de temas como Orquesta, Galegos zombies o Déixame en paz. En este sentido, Arufe comenta: «Temos cousas en común, pero en xeral temos gustos distintos e iso mola, porque un aporta cousas que ao mellor a outro non se lle ocorrerían».

La inspiración, cuentan, proviene de cualquier cosa que les ocurra o que suceda en su entorno, y como la mayoría de bandas tiran de tópicos musicales para componer. Un ejemplo sería, tal y como describen los integrantes de Pibe Canguro, los tópicos gallegos o llegar tarde a los ensayos. «Estás ensaiando e escoitas calquera frase, e de súpeto ao medio minuto Diego está cantando unha canción sobre algo que acaba de pasar», apunta Nieto.

La formación barbanzana se ocupó desde el primer momento de autoproducir sus temas. La mala suerte quiso que la pandemia impidiese celebrar el primer concierto de la banda, que tenía previsto su debut en la sala Malatesta. A pesar de ello, continuaron trabajando a distancia, e incluso fueron los protagonistas de un documental grabado por el hermano de Arufe en Hablan de esto. En julio participaron en un concurso organizado por Radio Galega para el que tuvieron que rodar un videoclip. La canción escogida, Orquesta, fue el primer tema que grabaron, con los medios y el ingenio disponibles. Tirando de sus fondos, finalmente decidieron pasar por el estudio de grabación para lanzar el que es su primer trabajo y que, por lo pronto, va camino de proporcionarles grandes alegrías.

Ahora, estos músicos continúan componiendo temas a la espera de que las restricciones permitan celebrar algún concierto. La opción de actuar en streaming o hacer algún acústico rondó por la cabeza de los cuatro, aunque, tal y como comenta Diego Arufe entre risas, «a metade do concerto é que a xente estea aí, porque a música é moi rápida e non é musicalmente moi fino».

Cuatro décadas al volante

Domingo Martínez del Río, más conocido por el apodo de Campaneiro, lleva casi 40 años al volante, durante los cuales ha llevado en su taxi a numerosas personas, pero es especialmente famoso entre los más jóvenes. El outiense reconoce que se enteró del lanzamiento de la canción que lleva su nombre a través de su hermana, quien al tener conocimiento de su existencia no dudó en enviarle el tema: «Saíu no Facebook e mandáronlla a miña irmá. Agora téñoa eu no móbil».

Los componentes de Pibe Canguro compartieron varios viajes con el taxista, alguno de los cuales resultó ser todo un rescate en plena noche de fiesta, como corrobora Martínez. Sobre la canción, afirma mostrarse muy contento con el resultado: «Ten un ritmo moi bonito». Su discreción hace que no profundice en las múltiples aventuras de las que fue testigo durante los 37 años de servicio, un confidente para los jóvenes de Outes y alrededores, que no dudan en contar con él cada vez que necesitan volver a casa. «Levei no taxi a tres xeracións, polo menos», explica. Con razón, Campa es el superhéroe de Pibe Canguro y de otros tantos chavales (y no tan chavales).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Domingo Martínez, O Campaneiro: El taxista que se ganó su banda sonora