Un ingeniero que diseña ciudades en los Emiratos Árabes desde Barbanza: «Perdí varios contratos por no tener conexión, mis clientes solo te llaman una vez»

Más de 600 aldeas de Barbanza buscan salir del aislamiento gracias a Internet

Emilio Cambeiro
Emilio Cambeiro

En agosto de este año, Emilio Cambeiro y su familia desembarcaban en una pequeña aldea de Esteiro buscando un poco de tranquilidad después de vivir toda la pandemia el coronavirus bajo el control estricto que había en Dubái. La posibilidad de teletrabajar le permitía a este ingeniero poder seguir llevando sus macroproyectos en los Emiratos Árabes desde el pueblo en el que había nacido su padre. Sin embargo, pasaban los meses y su vivienda seguía sin conexión a Internet. «Tenía que irme todos los días a trabajar a una cafetería, o buscar con el coche una zona con cobertura para poder hacer videollamadas. Además, allí son tres horas de diferencia, y me marchaba a las seis de la mañana en el automóvil para poder llamar con todo a oscuras y solo con la luz del móvil». Fueron muchísimas las peripecias las que tuvo que hacer durante meses, «porque está claro que si no trabajas no cobras».

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

Un ingeniero que diseña ciudades en los Emiratos Árabes desde Barbanza: «Perdí varios contratos por no tener conexión, mis clientes solo te llaman una vez»