El protocolo anticovid reduce a treinta minutos el horario de tarde en un colegio de Outes

Un grupo de padres pide que se instale la jornada continua


ribeira / la voz

Si el inicio del curso escolar fue agitado en la totalidad de los centros educativos, mucho más lo está siendo en el CEIP Plurilingüe de Outes. Allí, la aplicación del protocolo anticovid provocará que, a partir de octubre, los alumnos vean mermadas en gran medida sus horas lectivas. Y es que, entre las entradas y salidas escalonadas, la higienización de manos y el camino que tienen que recorrer los alumnos hasta sus pupitres, los profesores dispondrán de apenas treinta minutos de clase por la tarde para impartir sus materias. «Coa xornada partida non dá tempo a moito máis», expone la directora del centro, Maiuca Cortón.

Este hecho, que afecta a cerca de 250 escolares, ha provocado que una treintena de familias se unan para solicitar la aplicación de medidas excepcionales, entre las que se encuentra la implantación de la jornada continua mientras el protocolo esté vigente. Yolanda Muelas, que tiene un hijo en el centro, argumenta que, de no adoptarse ningún cambio, «sería un agravio comparativo para os nosos fillos». Les preocupa, sobre todo, el horario de tarde, que se extiende desde las 15.30 a las 17.00 horas. «Nas entradas, retrasase o inicio das clases polo menos dez minutos», explica Muelas. Después, los alumnos abandonan el edificio para dirigirse a los autobuses en tres turnos, el primero a las 16.20 horas, y se requieren otros diez minutos para que recojan sus pertenencias y salgan de las aulas.

«Este año ya no compramos el libro de Religión», explica Josefa García, otra de las madres afectadas. Esta materia y Música son las que se llevan la peor parte, ya que cuentan con solo una hora de docencia a la semana. «Intentamos que ningún grupo tivera esas clases pola tarde, pero resultounos imposible», explica Cortón. Así, algunos alumnos casi no tendrán formación en estas disciplinas a lo largo del curso.

Riesgo sanitario

Pero la reducción del horario lectivo no es el único motivo que esgrimen las madres denunciantes. «Estamos sometiendo a nuestros hijos a un doble riesgo, porque con las entradas y salidas por la mañana y la tarde hay más posibilidades de que se produzcan contagios», afirma García.

Desde el colegio apuntan que la petición debía haberse formulado el pasado año y conseguir un respaldo mayoritario por parte de la comunidad educativa. «Agora xa non é competencia nosa», aclara la directora, aunque reconoce que «organizativamente sería moi beneficioso». Las partidarias de establecer la jornada continua creen que esta normativa debe obviarse «porque estamos en una situación de crisis sanitaria». Así se lo han pedido por carta a la Consellería de Educación, e incluso han denunciado ante el Valedor do Pobo.

Por su parte, la inspección educativa se compromete a analizar las peticiones «por se fora posible facer algún axuste temporal no horario do centro», pero avisan de que «non sería un cambio de xornada».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El protocolo anticovid reduce a treinta minutos el horario de tarde en un colegio de Outes