La Guardia Civil detuvo a una mujer en Outes que infringía el estado de alarma y que dio positivo en alcohol

La conductora se había dado a la fuga por pistas de la parcelaria


ribeira/la voz

La Guardia Civil de Outes detuvo a una vecina de la localidad, de 49 años, que circulaba por la carretera DP-5604 y que, tras ser interceptada, emprendió la fuga por unas pistas haciendo caso omiso a las señales de la patrulla. Además, dio positivo en las pruebas de alcoholemia.

Tras perseguirla, los agentes lograron interceptarla y situar su coche delante, pero la automovilista intentó huir por segunda vez circulando marcha atrás. Sin embargo, no pudo escapar. La Guardia Civil, tras inmovilizar el turismo, le retiró las llaves del contacto. Desde el instituto armado indicaron que mantuvo «una actitud de desobediencia y agresividad, llegando a golpear a uno de los guardias en una pierna y en un brazo con la puerta del coche».

Ante su actitud, la patrulla la detuvo, facilitándole mascarillas y guantes sanitarios. Sin embargo, ella continuaba negándose a mantener la distancia de seguridad, echándose encima para evitar el registro superficial del vehículo.

Fuentes de la Guardia Civil indicaron que amenazó e insultó a los agentes. Una patrulla de Tráfico que acudió al lugar le hizo las pruebas de alcoholemia, que arrojaron una tasa positiva de 0,98.

    

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La Guardia Civil detuvo a una mujer en Outes que infringía el estado de alarma y que dio positivo en alcohol