Outes vuelve a tener tanatorio dos años después del cierre del servicio

Pompas Fúnebres del Noroeste ha construido un recinto, equipado con cuatro salas, en la avenida San Campio


ribeira / la voz

La empresa Pombas Fúnebres del Noroeste ha hecho posible que Outes vuelva a tener un tanatorio, después de que el existente tuviera que cerrar hace dos años debido a una resolución judicial. Aunque la inauguración oficial del recinto está fijada para el lunes, con la presencia del alcalde, ayer se dieron los últimos retoques a las instalaciones.

El responsable de la compañía, Marco Gundín, explicó que la instalación dispone de cuatro salas, cafetería y aparcamiento para más de medio centenar de automóviles. Ubicada en la avenida San Campio, el servicio será atendido por ocho personas.

Gundín señaló que la puesta en marcha del recinto implicará la creación de unos cuatro puestos de trabajo e indicó que la empresa contó con la colaboración del Concello para la búsqueda del personal. También explicó: «Trabajaremos con floristerías de la zona, lo que queremos es que se genere un flujo económico.

Futuro crematorio

La construcción de este nuevo tanatorio supuso una inversión que rondó los 700.000 euros, y el propósito de Pombas Fúnebres del Noroeste es ampliar sus servicios en Outes. Por eso, la compañía ya ha solicitado licencia para la apertura de un crematorio en el futuro.

La empresa Pompas Fúnebres del Noroeste posee una larga trayectoria en la comarca, donde lleva implantada más de 80 años. De hecho, gestiona velatorios en Ribeira, A Pobra, Porto do Son, Noia, Lousame, Mazaricos y también en Ceilán.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Outes vuelve a tener tanatorio dos años después del cierre del servicio