Un camino para conocer de primera mano la carpintería de ribera en Outes

La senda transcurre por el litoral del municipio y permite conjugar la belleza paisajística con una técnica constructiva que fue muy popular en la zona


RIBEIRA / la voz

El senderismo siempre es una buena opción para ocupar el tiempo de ocio. Entrar en contacto con la naturaleza, olvidarse por unos instantes del estrés y los problemas cotidianos o hacer un poco de ejercicio físico; los motivos para calzarse las zapatillas y salir a caminar son muchos. Además, existe la posibilidad de aunarlos con el conocimiento de las tradiciones de ciertos lugares. Esto es lo que ocurre en el municipio de Outes, donde se ha impulsado la realización de la ruta conocida como la de Os Carpinteiros cos Pés Mollados.

El nombre se le otorgó a raíz del título de uno de los libros de Santiago Llovo: O Freixo de Sabarés: a terra dos carpinteiros cos pés mollados. El propio Llovo se ha encargado de guiar a grupos a través de la senda, ya que el Concello de Outes la ha impulsado para potenciar el turismo. Por una parte, está ligada a la experiencia Vivir el Marisqueo, en la que los visitantes conocen el trabajo de los profesionales del mar y realizan la citada ruta. Pero, además, desde el departamento de Turismo indican que pueden organizarse excursiones para conocer la carpintería de ribera en un entorno único, si hay grupos interesados en ello.

Lo que se van a encontrar los visitantes es la historia de un oficio que este año fue reconocido como bien de interés cultural (BIC). El inicio está fijado en O Freixo y la llegada en Broña, aunque hay la opción de continuar hasta San Cosme. «O relacionado coas carpinterías concéntrase en, aproximadamente, cinco quilómetros», comenta Llovo. Una de las zonas más significativas es la ensenada de Broña, donde llegaron a asentarse una docena de negocios dedicados a la construcción de barcos de madera. Pero, es que en Outes «chegou a haber corenta estaleiros a pé do mar», resalta Santiago Llovo.

Dos libros

El investigador, que ya ha escrito dos libros relacionados con el municipio outiense, resalta que se visitan dos astilleros que aún se conservan en buen estado para apreciar el trabajo que en ellos se realizaba. También, se pueden ver «moitos restos da pegada destas carpinterías que durante sesenta ou setenta anos foron o sustento de medio millar de familias da zona». Llovo explica que «toda pedra que hai no mar ten un significado. Se non sabes o que había, non sabes o que queda. Hai carpinterías das que só quedan as ramplas de lanzamento, mentres que outras están mellor conservadas. Pódense ver os lugares onde se fixeron barcos como o Joaquín Vieta, o Eliseo, o Galeón de Abelleira ou o Carmen Barcia».

La experiencia de realizar la ruta de Os Carpinteiros cos Pés Mollados guiados por Santiago Llovo también permite conocer la historia, ya que «conto moitas cousas sobre a construción, ou tamén como o fragueiro ía ao monte a buscar o carballo específico ou, por exemplo, como curaba a madeira».

El Concello de Outes está apostando por la carpintería de ribera y, por ello, va a rehabilitar un astillero para convertirlo en un centro de interpretación. «Xa tivemos contactos para dotar de contido ao centro. Sería un complemento perfecto para a ruta. Tamén estaría moi ben ter un carpinteiro da zona que explique todo o relacionado con este traballo», indica Llovo, quien, además, afirma que ya tiene concertado guiar a un grupo de integrantes del Ateneo Atlántico de Vigo.

BIC. La carpintería de ribera fue declarada este año bien de interés cultural, ya que la Xunta quiere garantizar la investigación, promoción y protección de esta técnica.

Restos de historia. Durante la ruta se pueden ver los restos de los astilleros donde se construyeron barcos como el Joaquín Vieta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Un camino para conocer de primera mano la carpintería de ribera en Outes