El conductor muerto junto a su mujer en la colisión frontal de Outes era el presidente del Ciudad Jardín de fútbol

Prejubilado de la Marina Mercante, Ramón Cao Sieira llevaba más de treinta años al frente del club de fútbol modesto


ribeira / a coruña / la voz

Un accidente mortal segó la noche del domingo la vida del matrimonio formado por Ramón Cao Sieira, natural de A Picota (Mazaricos), y Consuelo de la Sierra Vázquez, oriunda de Vimianzo. Ambos murieron en la AC-400, a su paso por el municipio de Outes, y la noticia de su pérdida ha causado un hondo pesar entre quienes los conocían.

Residentes en A Coruña, y de unos 60 años, tenían una casa en Mazaricos, adonde acudían con frecuencia. En este municipio habían pasado el fin de semana con un grupo de amigos. Simpatizantes socialistas, eran miembros de la asociación Perfecto Sande, que recibe el nombre de un histórico militante del PSOE en Mazaricos. La entidad hace cada verano una ruta a la cumbre de A Moa, en el monte Pindo, que concluye con una comida. Consuelo de la Sierra formó parte del grupo que el sábado subió a la cima del macizo, mientras que Moncho de Margarita, como era conocido su esposo, fue uno de los que se quedó al frente de las parrillas para preparar el churrasco.

Personas que compartieron con ellos esos momentos de ocio expresaron su pesar por el trágico suceso, al tiempo que recordaban el carácter afable del matrimonio, que mantenía estrechos vínculos con Mazaricos.

Prejubilado de la marina mercante, Ramón Cao llevaba más de treinta años al frente del Ciudad Jardín, uno de los clubes del fútbol modesto de A Coruña. Miembros de la entidad señalan que era su vida: «Pasaba las tardes en el club y hacía de todo». Tanto pintaba una línea de cal como llevaba a los jugadores en el coche. 

«Vivía el fútbol como pocos»

Un extécnico del Ciudad Jardín y padre de jugadores del club lo recordaba ayer así: «Lo conocí cuando mis hijos eran prebenjamines y entraron en el club. Desde entonces me unía una buena amistad con él. Recuerdo ir muchas tardes al bar del Ciudad y echar allí horas hablando de mil cosas. Vivía el fútbol como pocos. Él me dio la oportunidad de ser entrenador. Ahora que ya no estaba en el Ciudad seguía llamándome cada semana para interesarse por mí. Es una gran pérdida para el fútbol coruñés».

Por su parte, Juan Luis Villamisar, presidente del Imperátor y vicepresidente de la Federación Galega de Fútbol, lo recuerda como un histórico: «Era todo un veterano. Yo llevo diez años en el Imperátor y ya era de los que estaban. Era muy trabajador. Colaboraba con la Asociación de Fútbol Aficionado Coruñés e hizo un gran trabajo tanto allí como en el club». Ramón Cao y su mujer, padres de tres hijos, residían en el Ventorrillo. Sus restos mortales serán llevados al tanatorio Albia, en A Coruña, donde tendrá lugar el velatorio y la cremación.

El otro matrimonio implicado en el suceso, L. G. R. y M. R. C., vecinos de Santa Comba que viajaban con sus dos hijos menores, permanece ingresado en el Clínico de Santiago. Fuentes hospitalarias indicaron que ambos evolucionan favorablemente de las heridas sufridas en la colisión.

Ramón Cao Sieira, el último gran presidente del Ciudad Jardín

Alexandre Centeno
Las víctimas mortales del accidente de Outes
Las víctimas mortales del accidente de Outes

Llevaba más de tres décadas al frente del club coruñés, siendo uno de los dirigentes más veteranos de la ciudad.

Nacido en A Picota seis décadas atrás, el nombre de Ramón Cao Sieira se identifica desde hace más de tres lustros con la calle Barcelona de A Coruña. En un bajo de esta rúa peatonal se encuentra el Ciudad Jardín, uno de los humildes clubes del fútbol modesto coruñés. Moncho, como lo conocía todo el mundo, era el presidente de la entidad. El hombre que tiraba del carro en las duras y sonreía en un segundo plano en las maduras.

Prejubilado de la marina mercante, el Ciudad era su vida. «Pasaba las tardes en el club. Y, como suele pasar en estos casos, hacía de todo». De convencida ideología socialista (era miembro de la asociación Perfecto Sande) llevaba su pensamiento hasta el club en forma de trabajo diario. Igual pintaba una línea de cal, que transportaba jugadores... Sus más de quince años al frente del club verdiblanco sirven para testimoniarlo. También fue dirigente durante varias temporadas de la AFAC (Asociación de Fútbol Aficionado Coruñés).

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El conductor muerto junto a su mujer en la colisión frontal de Outes era el presidente del Ciudad Jardín de fútbol