El concurso de traslados pone en juego un centenar de plazas de profesores

El proceso por el que aguardan multitud de docentes para poder impartir su especialidad cerca de casa está en curso


ribeira / la voz

Cada curso académico, a estas alturas del año, multitud de docentes aguardan en vilo por la resolución del concurso de traslado de plazas, un proceso que para muchos de ellos simboliza la ansiada posibilidad de poder conciliar, logrando una vacante en un centro educativo cercano a su casa o núcleo familiar, así como conseguir impartir su especialidad. Y es que aunque suene extraño, numerosos profesores que han aprobado una oposición no dan clase de la asignatura para la que se formaron. En esta ocasión, entre los distintos tipos de centros que hay en la zona, están en juego un total de 98 plazas.

La mayor parte de los docentes consultados aciertan en coincidir que se trata de un número llamativo, respecto de anteriores ejercicios, que se explica, principalmente, por una coincidencia de muchas jubilaciones. Lo cierto es que el nivel de enseñanza en el que más docentes cambiarán de mesa este septiembre se corresponde con el de primaria, con 44. En el caso de secundaria hay 33 plazas en dicha convocatoria, mientras que para los centros en los que se imparten titulaciones de formación profesional se trata de una quincena y para las escuelas de idiomas son ocho.

En este sentido, ya se han publicado las primeras resoluciones provisionales relativas a los grupos de educación primaria y secundaria. No obstante, la probabilidad de que puedan variar es más alta que en otros procesos, ya que también entran en el concurso docentes de otras comunidades autónomas.

Por municipios

Si se analizan las distintas plazas que están disponibles por cada concello de la comarca, en el que más movimientos pueden producirse es en Ribeira (24), seguido de Noia (17), Boiro (12), Rianxo (12), A Pobra (10) y Porto do Son (11).

Los concellos con menor presencia en este proceso son: Outes (4) y Muros (4), así como Lousame (1) y Carnota (1).

«O máis raro que me tocou ser foi docente de música»

Isabel Santos representa a la perfección el cúmulo de vaivenes que puede vivir un profesor a pesar de haber conseguido plaza en una oposición. La pobrense, docente de la especialidad de letras clásicas -materias de latín, griego y Cultura Clásica-, impartió clase el pasado curso en el IES A Cañiza (Pontevedra), al igual que los últimos seis. Como tantos otros compañeros, opta a una plaza en el concurso de traslados que le acerque a la comarca y, aunque logró la suya hace décadas, este año es el que más posibilidades tiene de conseguirlo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El concurso de traslados pone en juego un centenar de plazas de profesores