Las lavanderas


Outes

Puede enviar sus textos a redac.barbanza@lavoz.es.

C uando yo era niña, la gente lavaba su ropa en el río Tines, en A Serra de Outes, aún recuerdo a las mujeres con una especie de cajón abierto por un costado arrodilladas delante de una piedra lisa. Yo me entretenía cogiendo pelouros, viendo las libélulas y mariposas volar entre la vegetación, los zapateros suspendidos en la superficie del agua, y me encantaba tirar alguna hoja y ver su discurrir por el río, o ver cuánto tiempo aguantaban sin romperse las pompas de jabón.

Las mujeres acompañadas por el murmullo del río, también ellas murmuraban, no había novedad que alguna de aquellas reporteras no comentase, allí se conformaba la ideología y el pensamiento ético y moral de aquel grupo social. Se alababan y ponderaban algunas actitudes y se perdonaban o criticaban otras. Yo como era una niña, cuando estaba presente, las lavanderas censuraban el tema de la conversación utilizando palabras clave, como dicen hoy en día: «Cuidado que estamos en horario infantil», por eso me resultaba difícil entenderlas. Hoy en día en todos los hogares hay lavadoras y las tertulias del río fueron suplidas por las televisivas, (algunas son corrosivas y dañinas) no así las de las lavanderas. El armonioso murmullo del río es ahora el centrifugado de una lavadora.

Este verano, visitando una aldea de Esteiro llamada A Silvosa, la anfitriona me mostró donde iban a lavar, todo estaba cubierto de maleza y las piedras tapizadas de musgo, pero estoy segura que los árboles de alrededor aún guardaban las conversaciones y risas de las antiguas lavanderas. Hoy en día se restauraron muchos lavaderos, pero muchos de los improvisados pasan definitivamente al olvido, solo alguna nostálgica como mi anfitriona vuelve al río de su mocedad. No puedo por menos de recordar aquellos versos de Gerardo Diego pero aplicados a uno de nuestros ríos: «Río Tines, río Tines, nadie a acompañarte baja, nadie se detiene a oír tu eterna estrofa de agua». Carmen Alborés. Outes

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las lavanderas