Outes lideró las quejas al Valedor por la fusión de los centros escolares

Las reclamaciones al alto comisionado experimentaron un ligero descenso en el 2017


Ribeira / la voz

Como cada año, hace unos días la valedora presentó ante el Parlamento el informe que resume la actividad de la institución y, en lo que respecta a la comarca, deja bien a las claras que la educación es una de las cuestiones que más preocupaciones causó a los barbanzanos durante el 2017. Por primera vez, Outes se coloca a la cabeza del ránking por el número de quejas formuladas, y la razón está en la sorpresiva decisión de Educación de fusionar el colegio Emilio Navasqüés y el de A Serra, integrándose todos los alumnos en este último.

El cierre del Navasqüés a finales del curso pasado no solo generó una oleada de protestas pancarta en mano, sino que la comunidad educativa también buscó el amparo del Valedor do Pobo, que en su informe destaca el rechazo de las familias de Outes a la decisión de la Xunta, si bien concluye que esta responde a la potestad de autoorganización de la Administración educativa en una cuestión que es competencia suya en exclusiva.

Otra reclamación que también provocó un movimiento importante de los padres y es destacada en el documento anual fue la respuesta negativa de Educación a la solicitud del colegio Santa Baia de Boiro para la renovación del banco de libros de texto.

Asunto recurrente

Siguiendo con el ránking de municipios desde los que se formulan más reclamaciones al Valedor, que fueron 141 en total, 18 menos que en el 2016, el segundo puesto es para Ribeira, y en su caso vuelve a aparecer un tema recurrente: las quejas por los malos olores y molestias derivadas de la puesta en funcionamiento de la depuradora.

En relación con este asunto, el alto comisionado pone de relieve la cumplida información facilitada por el Concello sobre los pasos dados para tratar de solucionar los problemas, nada que ver con las referencias a otros ayuntamientos, como el boirense, al que reprende por la tardanza en resolver un expediente de reposición de la legalidad urbanística que comenzó a tramitarse en el 2009 y que sigue pendiente.

El Concello de Boiro también aparece citado en el informe por las quejas sobre la carencia de locales en dependencias municipales destinados a la oposición y sobre la falta de actualización del inventario de bienes. La institución también recoge las reclamaciones de la oposición de Lousame porque el gobierno no incluye sus propuestas en el orden del día de los plenos.

Los ruidos provocados por dos locales sitúan al Ayuntamiento pobrense en el informe, que también alude a los conciertos organizados en la calle por la propia Administración. En este caso, el Valedor formuló una recomendación que ha sido aceptada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Outes lideró las quejas al Valedor por la fusión de los centros escolares